Francisco Rivera Ordóñez
Francisco Rivera Ordóñez - abc

Paquirri: «Cierran una escuela taurina y dan premios y subvenciones a quien se declara antiespañol»

El torero explota en su twitter personal y dice sentir miedo en un país «con menos respeto, menos educación, menos libertad y menos seguridad»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, ha explotado en twitter para criticar desde el ataque del Ayuntamiento de Manuela Carmena a la Escuela Taurina de Madrid hasta a Fernando Trueba, que recibió el Premio Nacional de Cinematografía y dijo que «ni cinco minutos de mi vida me he sentido español».

En cinco tuits, el torero se expresó en primer lugar así: «Cierran una escuela taurina echando a chavales a la calle cuando gritan libertad. Pisotean esa palabra, la manipulan. Mientras por otro lado no dejamos de dar dinero público vía premios, primas y subvenciones a personas que se declaran antiespañol. Increíble».

«¿Qué está pasando en este país?», se pregunta Francisco rivera. «Alguien debería poner algo de sentido común y que la palabra libertad se utilice para algo más». Y sigue: «Que robar con total impunidad, un político que roba es cien veces peor que cualquier otro y aquí no pasa nunca nada».

Lamenta el torero que «cada día hay menos respeto, menos educación, menos libertad, menos seguridad. Me da pena, incluso mucho miedo». Y concluye su quintento de tuits: «¡Suerte a toda la gente de bien!»

La pasada semana, José Miguel Arroyo «Joselito» criticaba también las acciones de Manuel Carmena por querer cortar de raíz el futuro de la Fiesta y expulsar a unos chavales que se preparan para ser toreros. «Ahora siento una rabia tremenda con lo que está haciendo el Ayuntamiento de Madrid. Choca mucho que sea un partido teóricamente de izquierdas, esos que tanto hablan de pluralidad, respeto, tolerancia y liberalismo, los que se dedican a prohibir. Hablemos claro: su filosofía es la de una dictadura. Yo prohíbo y hago lo que me da la gana. Eso sí, voy de progre… Mentira. Todo mentira. Son dictadores».

Recordaba el maestro su particular historia: «Yo, gracias al toreo, no estoy vendiendo droga ni estoy en la cárcel. Lo único que pretenden es hacer lo que les da la gana, matarnos poco a poco, acabar con la Fiesta de los toros, acabar con una escuela de valores. Se llaman progresistas, pero lo que hacen es prohibir con su política de dictadura. Una incongruencia absoluta».