Presentación del espectáculo Clitemnestra
Presentación del espectáculo Clitemnestra - Raúl Doblado
Teatro en Sevilla

«Clitemnestra», una relectura del mito clásico, en el teatro romano de Itálica

La compañía Producciones Equivocadas pone en escena un texto del sevillano José María del Castillo protagonizado por Natalia Millán

SevillaActualizado:

«Clitemnestra es un personaje muy castigado por el teatro griego», así de rotundo es José María del Castillo, autor del texto y director de la obra «Clitemnestra» que cuyo estreno nacional se lleva a cabo en el teatro romano de Itálica dentro del Festival 2019, los días 8, 9 y 10 de agosto.

La historia de la esposa de Agamenón y reina de Micenas es lo que la compañía Producciones Equivocadas, encabezada por la actriz Natalia Millán ha puesto en escena, en una versión que revisa la posición de esta mujer, «es un personaje que sale en múltiples tragedias griegas de Sófocles, Esquilo y Eurípides, pero que nunca ha tenido una historia propia. Mi versión quiere sacar a la luz la parte humana feminista, del personaje que ha estado devastado por escritores y eruditos a lo largo de la historia», dice el actor y director sevillano, José María del Castillo.

Para escribir la obra, del Castillo se ha leído no sólo las tragedias donde Clitemnestra aparece, sino también estudios sobre esta mujer, «el tema es muy actual. La obra habla de valores, de la posición de la mujer cuando tiene el poder y cómo son las miradas de los otros».

La actriz Natalia Millán, que interpreta a Clitemnestra, fue rotunda cuando afirmó que, «cuando me propusieron el proyecto, hacer una revisión de este personaje histórico normalmene tachada de perversa, me encantó. Estamos en un momento apasionante, donde todo se revisa: la posición de las mujeres, la maternidad, incluso el lenguaje que se utiliza, es decir, las palabras respecto al género, y eso es apasionante. Con esta obra me ha ocurrido que yo misma he vuelto a plantearme determinadas cosas». Natalia Millán interroga a sus compañeros de la función, «porque claro, cuando una mujer es mala, se dice que es peor que un hombre. ¿por qué?. Esto no es así, es mala y ya está».

La diferencia de miradas con respecto a las acciones según el género, siendo éstas las mismas, es una de las interrogantes de esta función, «no hay nada de lo que yo hago que no esté permitido a un hombre», dice el personaje que interpreta la actriz.

Pero la función es algo más que teatro de texto, pues hay canciones y también baile, cuya coreografía ha corrido a cargo del malagueño, Benjamín Leiva y la música del compositor ursaonense, Alejandro Cruz Benavides, «el equipo de producción ha sido andaluz», dice José María del Castillo.

Benjamín Leiva que ha actuado en compañías como El Ballet Español de Rojas y Rodríguez o el de José Porcel, entre otros, ha realizado coreografías libres sobre compás de seguiriyas y soleá, «José María me engañó porque me dijo que sólo diría cuatro frases, y luego ha sido mucho más. Es la primera vez que me he enfrentado a ritmos flamencos poniendo a bailar a gente que no había bailado. Ha sido una aventura compleja pero gratificante», afirma.

Entre las bromas sobre las «mangas infernales» que luce Millán, y opiniones sobre la primera vez que algunos de los intérpretes se enfrentan a la danza y el canto, la buena sintonía de la compañía se palpó en la presentación, «el proyecto es un conglomerado de lenguajes y de múltiples percepciones», afirma la protagonista de esta historia desmitificadora de ese mito griego femenino denostado.

La obra, tras su paso por el teatro romano de Itálica, se pondrá también en escena en el de Baelo Claudia los días 14 y 15 de agosto. En el elenco, además de Natalia Millán, Angeles Rusó, Daniel Moreno, Camino Miñana, Benjamín Leiva, Lucía Ruibal y Manuela Reina. «Los clásico vuelven una y otra vez, dice José María del Castillo, yo creo que por eso están a la orden del día y llama a la gente, porque habla de cosas de actualidad y se hace una comparación con el mundo de hoy día».