Carmen Machi
Carmen Machi - Teatro Español

«La cronología de las bestias», el compromiso con la mentira

Carmen Machi se presenta por primera vez en el Teatro Español con esta obra que ha escrito y dirigido Lautaro Perotti

MadridActualizado:

El compromiso con la mentira. Esta es la columna vertebral de «Cronología de las bestias», una obra escrita y dirigida por Lautaro Perotti (inolvidable su interpretación en «La omisión de la familia Coleman») que se estrena en el Teatro Español, con un reparto que componen Carmen Machi, Pilar Castro, Santi Marín, Patrick Criado y Jorge Kent. «“Cronología de las bestias” -dice su autor- nace de la necesidad de indagar hasta dónde es capaz el ser humano de mentir, de mentirse. Y de la sospecha de que una mentira fundacional, requiere de un gran tejido de otros (pequeños o grandes) engaños y autoconvencimientos indispensables para sostenerla. Y de que rápidamente se puede ir la vida en ello».

«Tenía ganas -sigue- de hablar de la identidad, de cómo funciona la mentira para construir una identidad, de cómo sabemos cuál es la verdad pero optamos por marchar por otro lado».

Una familia, que ha vivido destrozada durante más de una década por la desaparición de uno de los hijos, se enfrenta al regreso inesperado de éste. Es, explica Perotti, «deben enfrentarse a sus propias oscuridades en un reencuentro que les obliga a defenderse hasta las últimas consecuencias». La «cronología» del título tiene su explicación, dice el autor, en la estructura de la obra, a menudo cinematográfica. «Buscaba una forma de narrar esta historia de manera que, cuando el espectador se acomode y empiece a tomar conclusiones, la obra le obligue a estar atento y a no sacar conclusiones precipitadas».

Asegura Lautaro Perotti que «Cronología de las bestias» -que pensó con Carmen Machi, Pilar Castro y Santi Marín en mente- es una comedia negra de suspense. «Suponiendo que todos, en algún momento, sabemos de qué se trata ser cómplice secreto de lo que todo el mundo conoce y callamos, quise indagar en la construcción de un relato que no pueda escapar a la lógica del engaño necesario para subsistir, a pactos silenciosos y a verdades sobreentendidas».

Los personajes que pueblan «Cronología de las bestias», dice Perotti, no están coloreados en blanco y negro. «Tienen grises. Todos mentimos de distinta manera. Todos tenemos muchos colores dentro: bestia, bueno, malo...» Y escribir te permite sacarlos afuera. Te obliga a ponerte en el lugar del otro, a comprender a los demás; en definitiva, a ser mejor persona».