Marlango brilló anoche en la puesta de largo del ciclo «Al alba»
Marlango brilló anoche en la puesta de largo del ciclo «Al alba» - F.R.M.
Crónica

Marlango luce en Sevilla sus melodías en «Technicolor»

El dúo compuesto por Leonor Watling y Alejandro Pelayo inauguró anoche el ciclo musical «Al Alba»

Actualizado:

Al abrigo de un formato cuidado e íntimo, Marlango protagonizó anoche en el Espacio Turina el primero de los tres conciertos que conforman el ciclo «Al alba», una nueva propuesta cultural para Sevilla que ve la luz este fin de semana y que aboga por la música de autor.

El dúo compuesto por Leonor Watling (voz) y Alejandro Pelayo (piano) presentó «Technicolor», su último disco de estudio. Un trabajo cuyo sonido en vivo sigue remitiendo al pasado (el sello marca de la casa), pero sin tantas concesiones a la nostalgia como en discos pasados. No obstante, temas como «El veneno» invitana detectar ciertas reminiscencias de la canción española del siglo pasado, disimulados guiños a Falla, Albéniz y compañía.

Durante las casi dos horas que duró el concierto el sonido rayó a gran altura, gracias en buena parte a la impecable acústica del Espacio Turina, pero también al magnífico trabajo Leonor y Alejandro, que estuvieron perfectamente escoltados por Ricardo Moreno, el que fuese batería de Los Ronaldos desde su creación brilló anoche a gran altura; y Marta Mulero, violonchelista catalana que elevó la elegancia de la música de Marlango a cotas elevadísimas.

En tono jocoso, Alejandro Pelayo —muy dicharachero durante toda la velada— explicó que Marlango no cuenta con grandes hits, y que pese a ello estaban intentando hacer el mejor concierto de la historia de Sevilla… hasta que este sábado llegue Rosalía y pulverice cualquier registro con su actuación en los Goya. Incidiendo —siempre en clave de humor— en la repercusión del fenómeno de la cantante de «Malamente», Pelayo llegó a comentar que esta noche «los Goya serán los teloneros de la actuación de Rosalía».

Es posible que el pianista tenga razón en eso de que Marlango no tenga «pelotazos» comerciales, pero no menos cierto es que el dúo cuenta con un rico repertorio en el que proliferan exquisiteces del calibre de «Los desertores», un tema perteneciente a la nueva cosecha que de inmediato debe ser archivada junto a las mejores del grupo. Una verdadera joya que destila cantidades ingentes de melancolía en sus notas y cuya letra retrata sutilmente la amargura resignada del amor que se desmorona. La melodía al servicio de la narrativa de la historia.

Otra nueva más. «Baila», una delicada pieza que en directo cautiva gracias a una comedida subida de revoluciones. Además de «Technicolor», también sonaron temas como «Al borde del abismo», «Puede» o «Si yo fuera otra», así como versiones habituales del dúo («Pena, penita, pena» y «Vie con me» de Paolo Conte).

Esta noche (20.30 horas) vuelve la música de autor al escenario de la calle Laraña. Llega el turno de Pablo Milanés, un show para el que están agotadas las entradas desde hace más de un mes. Mañana será el turno del gaditano Javier Ruibal (18.30 horas).