Dani Rovira y María León en una escena de «Los Japón» - Julio Vergne

En Coria se vuelve a «hablar japonés» 400 años después

La localidad sevillana acoge el preestreno de la comedia «Los Japón»

SevillaActualizado:

En la tarde del viernes, los cine de toda España renuevan su cartelera con los estrenos más esperados, las películas que aspiran a dominar la taquilla en el periodo estival. Pero en el Centro Cultural de Coria del Río los vecinos de esta localidad han podido disfrutar de una proyección muy especial. Los corianos han sido los primeros en ver «Los Japón», una comedia basada en la historia de este municipio sevillano.

El argumento de la nueva película del realizador andaluz Álvaro Díaz Lorenzo («Señor, dame paciencia») se basa en un determinante episodio de Coria del Río. Era el año 1614, cuando una expedición japonesa encabezada por el nieto del emperador desembarcó en un pequeño pueblo a orillas del río Guadalquivir. El heredero al trono se enamoró de una bella sevillana, formó una familia y nunca regresó a Japón.

Fruto de aquella relación, y de parte del séquito que le acompañaba, se formó un linaje que llega hasta nuestros días y cuyo rasgo más sonoro, que no facial, es un apellido que se perpetúa generación tras generación: Japón.

Estos hechos, y la realidad de una localidad que lleva con orgullo su ascendencia nipona, fueron el germen de «Los Japón», una comedia protagonizada por Dani Rovira y María León.

Rodada entre Coria y el pais del sol naciente, la película se sitúa 400 años después de aquella emblemática expedición. El Emperador Satohito ha muerto y el heredero legítimo resulta ser Paco Japón, vecino de 37 años de Coria del Río, interpretado por Rovira. La vida de Paco y de su familia cambiará drásticamente al verse de la noche a la mañana viviendo en el Palacio Imperial y preparándose para ser los nuevos Emperadores de Japón. El choque cultural y lingüístico entre japoneses y andaluces provocará situaciones cómicas y disparatadas en esta aventura donde Oriente y Occidente se dan la mano.

Por ello, el primer visionado de la cinta tenía que ser en Coria del Río, con los vecinos «protagonistas» como privilegiados espectadores de esta «comedia fresquita para toda la familia» como dice su director. Y claro, al preestreno no ha faltado nadie. El patio de butacas estaba lleno hasta la última fila, con la asistencia especial de parte del elenco.