Orishas inicia 'A Fuego Tour', una gira cocinada con los mejores ingredientes musicales.
Orishas inicia 'A Fuego Tour', una gira cocinada con los mejores ingredientes musicales. - L.V.
BROTA MÚSICA

Yotuel Romero: «Orishas siempre ha sido una delicatessen musical»

El trío cubano presenta este sábado en Brota Música su receta más 'Gourmet', su nuevo trabajo

ROTAActualizado:

‘A Fuego Tour’ es la nueva gira que Orishas ha cocinado usando los mejores ingredientes y que arranca este sábado en el festival Brota Música de Rota. En tiempos en los que hay mucho «McDonald´s musical», el trío cubano formado por Yotuel, Roldán y Ruzzo regresa con una receta muy ‘Gourmet’; un nuevo disco apto para paladares musicales delicados. Tras ocho años de receso, Yotuel Romero asegura que vuelven para darle al mundo la delicatessen musical que necesita.

¿Por qué ‘Gourmet’?

Nos dimos cuenta que el ser humano fusiona los cinco sentidos cuando come; algo que no ocurre en ningún otro momento. Por este motivo, quisimos transmitir esa misma sensación con este disco; que fuera un álbum que te lo puedas comer, oler, tocar, escuchar y saborear al mismo tiempo. Realmente Orishas siempre ha sido una delicatessen musical, intentando refinar la música a la máxima potencia y usando los mejores ingredientes a la hora de hacer un disco o una canción. Al final somos chefs musicales e intentamos aportar la mejor mezcla y sabor con cada canción.

Es curioso que compare la buena música con un buen plato de comida. Ahora que hay tanto contenido, ¿cómo ve la aparición de algunos ingredientes poco saludables?

Por eso decimos que la música Orishas es Gourmet musical. La fast food musical se la dejo para los que quieran esa comida rápida. Hay comidas que están hechas para llenarte la barriga y otras para alimentarte, ese es el caso de nuestra música. Orishas es un buen solomillo, un buen vino de Jerez, es esa delicatessen; y lo demás está ahí. El McDonald´s musical está ahí y quien quiera comer eso para gustos los colores. El aporte nuestro es esa exquisitez que intentamos poner en cada canción.

Podríamos decir que la música de Orishas es para los que tienen buen paladar...

Lógico. Los latinos tenemos buen apetito y nos encanta la comida. Cuando vine a España solamente quería viajar para comer; ir a Asturias y comerme un buen cocido o ir a Málaga a comer espetos. O sea, te das cuenta que los mejores momentos de la vida están relacionados con la comida; eso es Orishas. Queremos que cuando escuchen nuestras canciones la gente pueda transportarse a sensaciones de su vida pasada, algo que haya vivido y le conduzca a un éxtasis musical. Como la comida, que te conduce a un éxtasis de paladar.

¿Qué se siente al volver a ‘Cuba Isla Bella'?

Imagínate. ¿Qué te puedo decir después de estar 20 años haciendo usando Cuba como fuente de inspiración para muchas de nuestras canciones? Poder llegar a Cuba por primera vez y cantarle al pueblo cubano estas canciones que durante 20 años se han estado cocinando a fuego lento en el mundo entero... Estamos muy contentos porque ha sido increíble, una experiencia inolvidable.

Esta canción ha ido mucho más allá, convirtiéndose en un himno para sus compatriotas. ¿Qué valor tiene esto para ustedes?

Todo. Eso es el por qué de la música que hace Orishas. No pretendemos que la gente se recuerde en nosotros cuando baila, ni cuando levanten las manos, solamente queremos que la gente recuerde Orishas cuando se toque el corazón. Te lo resumo en tres palabras: lo que nos interesa cuando alguien escucha nuestra música es poder meterle la mano en el corazón y estrujárselo; eso es lo que perseguimos desde hace 20 años. Creo que el público se siente identificado cuando escucha Orishas y se da cuenta del aporte que hemos hecho a la vida.

En una época en la que dominan los ritmos latinos, reguetón y trap, ¿cómo es la convivencia de su música con estos estilos?

Reggaeton y trap es música urbana; lo que ha hecho Orishas es traducir la música que se hacía en los años 2000, que era rap totalmente diferente. En ‘Gourmet’ tenemos música urbana mezclada con la tradicional, que es el secreto de Orishas. No hemos inventado un ritmo, lo único que hacemos es inyectarle a la música urbana nuestra sustancia o condimento. Siempre he dicho que el trap o reguetón son músicas buenísimas, el problema es la letra. ¿Quién no baila a ritmo de dembow, trap o un buen rap? La gente tiene demonizado a estos estilos como que es música mala, y no; el ritmo es buenísimo. Yo he escuchado mucho flamenco horrible que hasta uno dice: ¡Qué están haciendo dios mío, mátenlo! (Risas). Volvemos a lo mismo, es como un plato de comida. Ahí está la carne y tu la cocinas como quieras. La magia de Orishas radica en eso: en el sazonador y la especie que le pongamos.

Después de ocho años de receso, ¿siguen con la misma esencia de los Orishas que cantaban ‘A lo cubano’?

Mucho más. Una canción como ‘Havana’ de Camila Cabello es un tema que Orishas hizo 20 años atrás. Si escuchas ‘Represent Cuba’ y el tema de Cabello te das cuenta que es la misma canción. Algo que compusimos hace 20 años, fusionando la música cubana con el hip hop, ahora tiene éxito. En aquella época nos daban por locos y dos décadas después es número uno del mundo. Te das cuenta que éramos visionarios y estábamos por encima del entendimiento de la música que se hacía hace 20 años. Para nosotros es un placer haber sido precursores de este movimiento, no solamente Orishas, también Tego Calderón, Don Omar y Daddy Yankee han sido responsables del boom de la música urbana latina que hay actualmente. Cuando comenzamos los americanos alucinaban con nuestra música y creo que es lo que falta hoy en día. Hay mucha explosión de música urbana pero también hay mucho McDonald´s, falta un poco más de Gourmet y de delicatessen; que es lo que venimos a hacer con este disco.

Dicen que la Habana y Cádiz parecen mellizas, ¿qué semejanzas y diferencias encuentra?

“La Habana es Cádiz con más negritos; Cádiz, La Habana con más salero”, ¿así era la letra, no? Hay muchas diferencias puesto que La Habana se quedó añejada en el pasado y Cádiz está más bella que nunca. Nos encantaría que La Habana tuviera, como decimos nosotros, esa chapistería, ese pasito de mano de los edificios, la pintura y de todo. Nos encantaría poder restaurarlo al nivel que está Cádiz ahora, en cuanto a conservación, pero bueno, entre que palo va y viene lo bonito es la cercanía que nos une como personas. Eso es lo más brillante y característico de los gaditanos y los cubanos. El amor por la familia, la humildad y hermandad, disfrutar con nada y, sobre todo, el concepto de vivir la vida y disfrutarla como si mañana fuera el último día. Ahí es donde me quedo con las semejanzas.

Aterrizan este sábado en Brota Música como cabeza de cartel, ¿con qué nos sorprenderán?

¡Vamos a despelotar Rota! Que el público se prepare porque viene dosis de buena comida, de música Gourmet, de rap delicatessen, flow caviar y un buen vino de Jerez. El público que venga vacío porque lo que tenemos en el horno preparado va a dar fuego. Haremos un repaso de la trayectoria y, por supuesto, cantaremos los temas del nuevo disco. En esta gira los únicos lugares donde los fans podrán encontrar a Orishas será en los mejores restaurantes porque vamos a hacer una gira Gourmet.