Color, baile y buen ambiente en una noche inolvidable en Puerto Sherry.
Color, baile y buen ambiente en una noche inolvidable en Puerto Sherry. - L.V.
PURO LATINO FEST

Puerto Sherry arde con la música latina

Puro Latino Fest congregó a un total de 9.873 personas en su primera edición

EL PUERTOActualizado:

Mienten aquellos que dicen que nunca han bailado al ritmo de dembow y de la música urbana latina. Desde que en la década de los 2000 aparecieran estos géneros las salas de fiestas españolas se rindieron a estos estilos emergentes llegados desde latinoamérica. En esta ocasión, Puerto Sherry no quiso ser menos y abrió sus puertas a un festival que no dejó indiferente a nadie.

Puro Latino Fest prometía ser "una de las sensaciones del verano en la Bahía de Cádiz y en todo el Sur de Andalucía" y el martes 14 de agosto lo consiguió con Matrícula de Honor reuniendo a un total de 9.873 personas en un enclave de lujo a orillas del mar.

En torno a las 18.00 horas empezaron a agolparse los primeros aficionados a la música latina. Desde ese momento ya se disfrutaban de los primeros ritmos gracias al DJ Set que calentaba motores antes de recibir a los Hermanos Moreno. El dúo chiclanero, formado por Pablo y Auxi, dieron el pistoletazo de salida con los temas más exitosos del momento como 'La isla del amor', 'Despacito' o 'Felices los 40'. Acompañado de su guitarra flamenca, Pablo Moreno deleitó a todos con su flamenco más personal interpretando los temas latinos con esa pincelada de ritmo andaluz que caracteriza al dúo surgido de La Voz.

Dejando estos estilos a un lado, D'Miguel saltó al escenario para hacer que el público bailara al compás de la bachata más sensual. Por su parte Borja Rubio sorprendió a todos con 'Se va el amor' junto a Demarco Flamenco y Maki.

Conforme fue avanzando la jornada las caras más televisivas de la parrilla mediática nacional no quisieron faltar a esta cita magistral y rostros como Alberto Isla, María José Campanario, Hugo Paz y José Antonio León se dejaron ver por el festival.

Uno de los platos fuertes de Puro Latino Fest se hizo esperar y alrededor de las 22.00 horas subió al escenario un impecable Juan Magán dispuesto a hacer bailar a todos con su electro latino. El rey del verano dio la bienvenida a la noche con 'Usted' el exitoso último trabajo del artista barcelonés junto a Mala Rodríguez. Su público cantaba, bailaba y disfrutaba de una noche mágica en Puerto Sherry. Acompañado de las luces de neón y una puesta de escena del calibre de su actuación, Juan Magán interpretó los temas más emblemáticos de sus diez años de carrera. Sus hits han marcado cada verano, no solo a nivel nacional e internacional, también local ya que durante esos años el artista no faltaba a su cita en La Pontona; como bien recordó a los asistentes. Entre la veintena de temas que interpretó no faltaron 'Ni la hora' donde colabora con Ana Guerra, 'Verano Azul', 'Mal de amores' o 'No sigue modas'; antes de despedirse con 'La isla del amor'.

Al grito de «¡Qué comience el fuego!» apareció un Daddy Yankee dispuesto a revolucionar el patio de ceremonias. Las fans enloquecían con su música y al ritmo de 'Rompe' se propuso, valga la redundancia, romper el escenario. Mucho fuego, bengalas y una interpretación espectacular acompañado de un increíble juego de luces le coronaron como el gran artista internacional que es. La interacción con el público consiguió que el espectáculo fuera menos frío y con el termómetro al rojo vivo hizo bailar a todos con los temas de su gira 'Dura'. Canciones como 'Azukita', 'Zum Zum' o 'Shaky Shaky' las cantaban y bailaban el público a la par del artista. No faltó ningún tema, de hecho, Daddy Yankee ofreció un show inolvidable y espectacular en el que no pudo faltar el rugido del motor de los corazones allí presentes pidiendo 'Gasolina' para continuar con la fiesta.

Daddy Yankee eclipsó la noche y demostró que no hay nadie capaz de igualarle. Jugando con el uso de los móviles y la participación de sus más fieles consiguió que todos estuvieran atentos a cada movimiento del puertorriqueño. Confesó que se sentía como en casa y que le gustaba Cádiz. Con estas palabras dejó a todos con ganas de más y deseando volver a disfrutar de su espectáculo.

La fiesta continuaba y tras él seguían subiendo al escenario artistas del momento. Con más de ocho horas de fiesta, Puerto Sherry vivió una de las mejores galas del verano. El éxito fue tan rotundo que muchos ya esperan la segunda edición pronto.