Niña Pastori estrena nuevo disco 'Bajo tus alas'.
Niña Pastori estrena nuevo disco 'Bajo tus alas'. - LA VOZ
CONCERT MUSIC

Niña Pastori: «Estoy en mi mejor momento»

La artista gaditana y Antonio Carmona se dan la mano este sábado a las 22.30 horas en el Concert Music en Sancti Petri

CádizActualizado:

Niña Pastori ya no es una niña. A sus 40 años recién cumplidos, la artista flamenca de San Fernando asegura que se encuentra en una de las mejores etapas de su vida. Acaba de lanzar su último disco 'Bajo tus alas', un trabajo que le está dando grandes satisfacciones. Tanto es así que ya piensa en el siguiente. Este verano se encuentra inmersa en la gira de presentación de su último trabajo y por este motivo, hace escala este sábado en Sancti Petri, un lugar mágico para la artista.

En 'Bajo tus alas' ha contado con muchas colaboraciones. ¿Cuál ha sido la más especial?

Todas. He contado con los Guaco, unos artistas venezolanos a los que admiro muchísimo. Vanesa Martín ha sido un gusto porque la conozco personalmente y he vivido con ella momentos muy divertidos; y al final eso se nota. Luego llevaba mucho tiempo queriendo hacer algo con Pablo Alborán pero nunca habíamos podido coincidir. Finalmente hicimos el tema de 'La mudanza' y ha sido todo un honor. Igualmente, admiro mucho a Manuel Carrasco y me gusta cómo compone, transmite y cuenta las cosas. 'La Habitación' también ha sido una canción muy especial junto a él. Las colaboraciones han sido una maravilla, no me puedo quedar con uno. Tengo mucha gente con la que me hubiera gustado compartir pero no todos caben y además, tienen su agenda.

Una vez más el disco lo ha producido su marido, Chaboli. ¿Se trabaja mejor cuando se siente como en casa?

Chaboli me conoce muy bien así que me siento muy cómoda con él. Sabe cómo es mi forma de cantar y de sentir. A la hora de sacar el mejor partido y de transmitir creo que es mejor trabajar con alguien que te conozca y que sepa dónde está tu límite para que te pueda exprimir y sacar más. Es importante que el productor te conozca.

Más de dos décadas entregada a la música. ¿Qué más le queda por hacer?

Me quedan muchas cosas por hacer. Ahora mismo estoy en mi mejor momento. Tengo 40 años y sé bien lo que me gusta y quiero hacer. A partir de aquí empieza ahora una etapa en mi vida. Tengo un poquito más de experiencia en todo esto y sobre todo, más conocimiento. Pienso que eso siempre es bueno. Dicen que la experiencia es un grado.

Pasan los años y sigue arrasando allá por donde va. ¿Cuáles son los ingredientes para esta receta tan especial que tiene?

Pienso que gustarte tu profesión. Disfrutar las cosas que haces y que lo pases bien. Al final de eso sale un resultado bonito porque lo estás haciendo con gusto y con ganas. La música no es un oficio cualquiera, no se hace por hacer, ni es algo mecánico. Es un sentimiento que te sale de dentro y por eso tienes que hacerlo con gusto. Las canciones influyen la vida de las personas, eso me lo recuerdan muchísimo cuando me ven: «con tal disco conocí a mi novia o con este otro superé un mal momento». Te das cuenta que esto sirve para ayudar.

¿Cómo se consigue compaginar una vida profesional tan frenética con la vida familiar?

Se intenta (risas). Para mí lo primero es mi familia, no tengo ninguna duda. Mis niñas son mi vida e intento pasar con ellas el mayor tiempo posible; dentro de lo que puedo. A veces, una está agotada con todo pero creo que como cualquier madre trabajadora hoy en día que intentan llevar todo para delante. Al final es una cuestión de organizarte bien y de priorizar.

¿Cómo ha sido capaz de conjugar la pureza de su voz con los estilos actuales?

Estando ahí. Cuando te gusta tu profesión estás en todos los sentidos. Hay que estar un poco al día escuchando de todo. Chaboli, en ese sentido, es un poco inquieto. Es un músico que escucha todo tipo de música y está muy vivo musicalmente. De esta forma me brinda la oportunidad de hacer canciones con otros aires, ritmos, culturas y otras músicas que lo que consiguen es engrandecer lo que haces.

¿Qué tienen en común Niña Pastori y María?

A las dos nos gusta cantar (risas). Pero también se desconectar bien de una y de otra. Tengo esa facilidad. Después de estar toda la vida creo que lo llevo bien y desconecto fácilmente, no me cuesta.

¿Qué balance haría desde su primer disco hasta el actual?

Han pasado muchas cosas y el balance es muy positivo. En estos 23 años ha habido de todo. Nunca me he sentido en una cuerda floja, sobre todo anímicamente o profesionalmente, siempre he tenido la misma energía. Evidentemente la industria ha sufrido y ha pasado por momentos; al igual que la vida en general y el país. Aunque eso haya repercutido en todas las profesiones nunca me he sentido con ganas de abandonar ni de preguntarme ¿qué hago aquí? Nunca tuve esa sensación, al contrario, siempre he tenido ganas de demostrar, de mejorar y de seguir estando.

¿Sigue sintiendo nervios cuando se sube al escenario o es algo que no se llega a perder con el tiempo?

Eso siempre se tiene pero aprendes a controlarlo y a dominarlo con los años. Intentas concentrarte y estar tranquila lo máximo posible; pero el momento de salir al escenario y sentir esos nervios está ahí, por mucho que pasen los años.

Este sábado podremos disfrutar de su voz en Sancti Petri. ¿Cómo se siente al cantar tan cerca de casa?

Estupendamente. Me apetece muchísimo porque ahí está toda mi familia, mis amigos y la gente que me quiere. Además, compartir escenario con Antonio Carmona va a ser maravilloso porque es un artista que admiro desde siempre, toda mi vida. Para mí Ketama ha sido un referente muy fuerte en la música de este país y para siempre es un gusto compartir junto a él. Luego el lugar es mágico, Sancti Petri es un sitio por donde he paseado muchas veces, me he bañado en esa playa y por eso me apetece cantar allí. Va a ser una noche muy especial, sin duda