El grupo del músico madrileño
El grupo del músico madrileño

Zelada: «La etiqueta de “música negra” no me gusta nada»

La banda publica hoy su nuevo disco «Mil Ventanas»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En su cuarto disco, Juan Zelada abre una nueva etapa en su carrera introduciendo tres cambios esenciales: un sonido más abierto a la actualidad, letras en castellano y un nombre acortado a, simplemente, Zelada. «Mil ventanas» ofrece una mezcla de géneros que fueron saliendo de manera «natural», tal como nos explica el artista madrileño que, además, señala un cuarto elemento de cambio muy importante: «Ahora mis discos son autoeditados».

Y es que, tras una etapa en la agencia Muwom de Carlos Jean, Zelada se dio cuenta de que «quería ir en otra dirección, para ganar en autonomía acerca del disco que quería hacer. Tuve libertad en el pasado, pero se va aprendiendo de los errores y en este caso mi motor interno me pedía ir de independiente. Estoy picando piedra pero, como tengo una trayectoria de diez años, mi música ha ido calando y hay gente que me respalda. El apoyo de los seguidores es fundamental».

Cantar en castellano (aunque en el disco hay cuatro temas en inglés) era «una necesidad vital» de este compositor, cantante y músico de 37 años. «El hecho de que yo cantase en inglés estaba muy vinculado a que he vivido más de diez años en Inglaterra. Pero ya llevo cuatro años de vuelta en España, soy español y las experiencias las vivo ahora en español. Por eso, el cambio no tiene nada de exigencia comercial».

Estilísticamente, el álbum lo dice casi todo con el título «Mil Ventanas». «Es el disco en el que más palos toco, el más variado que he hecho. Gracias a la producción de Sergio Salvi, que ha trabajado con Delaporte y Cosmosoul, he hecho descubrimientos fantásticos», asegura Zelada que, por supuesto, no ha dejado de lado esa marca de la casa que lo vincula a la llamada música negra. «Es una etiqueta que no me gusta nada», responde con rapidez. «Cuando tenía músicos ingleses y tocamos en el festival Black is Back (Lo negro ha vuelto) en Matadero Madrid, les llamó mucho la atención el nombre del evento. Me preguntaron si es que acaso se había ido alguna vez (risas). Cuando se refieren a lo que yo hago como música negra, parece que están queriendo decir que hago algo marginal, haciéndonos un flaco favor».