El rapero sevillano Toteking
El rapero sevillano Toteking

Toteking: «Algunas mujeres no quieren que luche por la igualdad»

El rapero sevillano ofrece dos conciertos en Madrid (9 de marzo) y Valencia (23 de marzo)

MadridActualizado:

Enrique Vila-Matas, Herman Melville, Woody Allen, Michael Jordan, los Gasol, Charles Manson, Steve Jobs o Lamberto Bava son algunos de los personajes que pululan por «Lebron». Un artefacto imponente con dieciseis cortes, tremendos todos ellos, que el sevillano Toteking ya está defendiendo sobre los escenarios.

Creo que este disco quedará en lo alto de las listas de rap nacional cuando acabe el año.

Te lo agradezco mucho porque ha sido una lucha. Mis últimos dos años han sido durísimos por la enfermedad de mi padre, a quien perdimos hace ya un año. Escribí las canciones luchando con el estado de ánimo que me tocaba vivir. Pero he sido fuerte, he sacado energía de donde no había, y me ha salido este disco.

En «No quiero ser uno más» dice que fue a Telecinco para hundir la cadena, no para hacerla más rica.

Sí, eso está dedicado a Risto Mejide, que pone a llorar a sus invitados como si eso fuera algo que tiene mérito. Conmigo no lo consiguió.

En el disco también critica la violencia hooligan.

Es que ahí se mete lo peor de cada casa. No tengo tapujos para decir que el fútbol es lo peor que hay. No el deporte, sino todo lo que hay montado alrededor, especialmente los valores que defienden los clubes de ultraderecha y que dan soporte a hinchas violentos. Prefieren callar para seguir ganando dinero. Es repugnante.

La canción «Ellas» podría haber formado parte de una banda sonora de la huelga feminista.

Me parecía que era un tema que había que tratarlo de esa manera, nada snob ni ultramoderno, sino sentando los principios que a mí me parecen importantes para esta lucha. Aunque se supone que no podemos entrar en ella.

¿Y eso?

Si quieres formar parte de esa lucha, muchos sectores te echan. Incluso nos han criticado por hacer esta canción, diciendo que yo soy un tío y que para qué tengo que hacer algo así. En internet hay una líneamuy dura con eso. Pero a mí me da igual. Yo he visto las diferencias laborales que hay y con eso me parece suficiente para hablar del tema. Aunque no sea una tía.

Eso es absurdo. Pero sí hay que reconocer que se nos escaparán mil micromachismos por el camino.

Sí, yo ya he reconocido que cometo muchos micromachismos por mi educación. Pero ya no rapeo viejos temas míos que bordean lo sexista. El primer paso es darte cuenta de que estás intoxicado.