El rapero A$AP Rocky
El rapero A$AP Rocky - Reuters

Peleas callejeras, amenazas de bomba y el fracaso de Trump: todos los detalles del juicio contra ASAP Rocky

Hoy arranca el juicio contra el rapero, que fue arrestado en Suecia el pasado 3 de julio después de una pelea callejera a la salida de un concierto en Estocolmo

ABC
Actualizado:

Estrella de la música y celebrity en general, el rapero A$AP Rocky es también el responsable de un conflicto diplomático entre Estados Unidos y Suecia. ¿El motivo? El intento de Donald Trump, mandatario estadounidense, de negociar con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, la liberación de A$AP Rocky, que estaba en prisión preventiva en Estocolmo tras haber sido detenido a finales de junio por una pelea callejera.

El rapero de 30 años, cuyo verdadero nombre es Rakim Mayers, fue detenido el 3 de julio después de un concierto, junto con otras tres personas. El 5 de julio, un tribunal ordenó su encarcelamiento por considerar que había «un riesgo de fuga» al extranjero. Los hechos, por cierto, se habían producido algo antes: el 30 de junio en el centro de la capital sueca.

El juicio contra el rapero ha comenzado hoy y seguirá hasta el viernes en un juzgado de Estocolmo. La expectación es máxima. Para muestra, la delirante protesta de Rebecca Kanter, una joven estadouniense que amenazó con hacer saltar por los aires la embajada sueca en Washington (Estados Unidos). Por suerte, se quedó en un simple amago, aunque las autoridades la acusan de asalto, acoso a un grupo de estudiantes que visitaban el edificio oficial y daños a la propiedad de otro país.

La prensa y los cuirosos, ante las puertas del juzgado esta mañana
La prensa y los cuirosos, ante las puertas del juzgado esta mañana - AFP

Sea como fuere, el juicio no pasa ni pasará desapercibido en el mundillo musical, y mucho menos entre los fans de A$AP Rocky, que se cuentan por miles y miles.

En defensa propia

En un vídeo amateur difundido por «TMZ», el artista, que se encontraba en Suecia en medio de su gira europea, tira a un joven al suelo y luego lo golpea. En otros videos, publicados en la cuenta de Instagram del rapero, este le pide repetidamente a dos jóvenes que dejen de seguirlo.

El abogado del artista argumenta que este solo actuó en defensa propia. La Fiscalía, por su parte, alega el acto fue voluntario y dice que «los hechos constituyeron un delito a pesar de argumentos de defensa», según recogió AFP.

Si los jueces lo consideran culpable, A$AP Rocky puede sufrir una condena de hasta dos años de prisión con una multa.

Las heridas de la víctima

Las fotos de la víctima tomadas por los investigadores el 30 de junio y difundidas la semana pasada por la prensa sueca mostraban heridas profundas en varias partes del cuerpo, aparentemente causadas por un objeto filoso.

Uno de los dos demandantes –solo queda uno en el proceso penal–, también golpeó a un miembro del séquito del rapero y se abrió una investigación paralela contra él, pero la Fiscalía retiró los cargos, alegando que solo había respondido a la agresión de la que era víctima, tal y como informa AFP.

Acusaciones de racismo

Varios congresistas estadounidenses instaron a Suecia a liberar al músico. Un exembajador estadounidense en Estocolmo, Mark Brzezinski, llegó a decir que se había puesto en contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco y con la Casa Real, denunciando una «injusticia racial».

La ira de Trump

«Muy decepcionado con el primer ministro sueco Stefan Löfven, que no pudo actuar. Suecia abandonó a nuestra comunidad negra estadounidense, vio los vídeos de A$AP Rocky, seguido y acosado por los alborotadores. ¡Justicia para los estadounidenses! #FreeRocky», escribió en Twitter, refiriéndose a los videos de la agresión.

El apoyo de los fans

El músico ha estado constantemente apoyado por sus fans. De hecho, ya hay una petición en Internet que pide su liberación y que ya han firmado más de 630.000 personas.

Además de la recogida de firmas, en las redes sociales se ha lanzado una campaña para alentar a los fanáticos del artista a boicotear marcas suecas como Ikea.