Las mejores tiendas de discos de vinilo de España

Es el formato ideal para los amantes de la música, y su venta no para de crecer

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El vinilo ha vuelto para quedarse. Nunca se fue del todo, porque siempre ha habido irreductibles apasionados del elepé que han seguido comprándolos durante todos estos años. Pero ahora, mientras el compact disc sigue cavando su propia tumba en el cementerio de los formatos de audio, la venta de vinilo ha crecido exponencialmente en los últimos diez años, casualmente coincidiendo con el auge del mp3. Y es que precisamente ahí está una de las razones del revival. La saturación de música «invisible» ha hecho que los mayores añoren el tacto y el olor de un buen disco, y que los más jóvenes empiecen a mostrar un sorprendente interés por el ritual de la aguja. Y no solo para escuchar viejos clásicos, pues en la escena independiente actual es raro el lanzamiento discográfico que no va acompañado de su correspondiente edición en vinilo.

Todavía no hay datos de 2015, pero el aumento de ventas de vinilo en España fue del 85,7%, pasando de 140.000 a 260.000 unidades, y el boom ha ocurrido sobre todo en los últimos meses. Las tiendas de discos lo han notado (cesó la dolorosa sangría de traspasos de negocios, y alguna tan legendaria como Melocotón, en Madrid, cerró por la jubilación de su dueño), y hoy son muchas las que mantienen viva la llama del coleccionismo a lo largo y ancho de nuestra geografía.

En Madrid son imprescindibles Discos Babel, Discos Bangladesh (ambas comparten número en Costanilla de los Ángeles, 5), Rock’n’Roll Circus (Conchas, 4), Radio City (Conde Duque, 14), Discos Killer’s (Montera, 28), La Negra (Eugenio Salazar, 9), Le Trip (Manuela Malasaña, 24), Sun Records (especializada en heavy metal, en Plaza Santo Domingo, 8), Potencial Hardcore (especializada en punk, en calle Lozano, 15), o Bajo el Volcán (Ave María, 42), todas ellas con un selecto pero muy variado elenco de géneros.

También resisten las más antiguas, como Toni Martín (Martín de los Heros, 18) o la legendaria Escridiscos (Navas de Tolosa, 4), que sigue al pie del cañón con una nueva generación de responsables al frente. Valor añadido ofrecen tiendas como Cuervo Store (Velarde, 13), ya que en su interior se organizan exposiciones, presentaciones y conciertos acústicos, y cuenta incluso con un pequeño estudio de grabación. También hay varios establecimientos que se centran en la compraventa y la segunda mano, especialmente en la céntrica calle del Postigo San Martín, como La Metralleta (en el número 1) y La Gramola (en el 4), o en el barrio de Malasaña, como Lost Thing (Santa Bárbara, 8).

Los amantes del vinilo también tienen en Barcelona un buen número de tiendas donde satisfacer sus deseos. Surco (Travessera de Gràcia, 144), Lostracks Records (Carrer de Vic, 21), Discos Castelló (Tallers, 7), Wah Wah Records (Riera Baixa, 14), Discos 100 (una de las más grandes, en Escorial, 33), Vinil Vintage (Carrer de Ramon y Cajal, 45-47), Edison’s (Riera Baixa, 10), Dead Moon Records (de corte más underground, en la calle Lluna, 10), Paradiso (Ferlandina, 39), Daily Records (Sitges, 9) o la emblemática Revólver (Tallers, 13) ofrecen un surtido casi infinito de estilos, y casi todas ellas también venden libros y objetos de merchandising. De reciente apertura es H-Records en Reus (Santa Anna, 38), y otras como Shiva Music (Còs del Bou 15, Tarragona) lucen preciosas decoraciones en sus paredes y techos.

Bilbao es otro centro neurálgico de la vinilomanía, con referencias como Flamingo (Itzropen, 18), Power Records (Villarias, 5), o La Casa de Atrás (Iturribide, 39). En otras ciudades del País Vasco se pueden encontrar tiendas como Bloody Mary (muy rocanrolera, en la calle Cipriano Larrañaga, 9 de Irún) o Beltza (experta en soul y R&B, en la calle San Juan, 9 de San Sebastián). Por su parte, la Comunidad Valenciana tiene Naranja y Negro (en Poeta Quinta 35, Alicante), Flexidiscos (en Plaza Baro de Cortes 2, Valencia) o Discos Amsterdam (Avda. de Pius XII, 2), Discos Oldies (Nuestra Señora de Gracia, 6) o Harmony (Doctor Serra, 7).

En Vigo destaca Discos Elepé (Doutor Cadaval, 35); en Granada Discos Bora-Bora (Plaza Universidad, 1) y Marcapasos (Duquesa, 6); en Gijón Más que Música (San Agustín, 3) y Discos Paradiso (Merced, 28); en Zaragoza Linacero (San Miguel, 20); en Málaga Sleazy Records (un icono del Rockabilly, Rock & Roll, Instrumental Surf y Rhythm & Blues, en Dos Aceras, 14); en la capital andaluza Record Sevilla (Amor de Dios, 27); en Mallorca Vinilo Discos (Antoni Torrandell, 2); en Las Palmas de Gran Canaria 33 Revoluciones (Tomás Morales, 29); y en Oviedo, La Bomba Records (Uria, s/n).

En algunas de estas tiendas se pueden encontrar puntualmente discos de pizarra, que pueden escucharse en tocadiscos que dispongan de la opción de reproducción a 78 revoluciones por minuto, como los que ofrece ABC en su promoción. En la capital, Club Amigos del Disco (Fernández de los Rios, 93) es el mejor lugar para encontrarlos. Para ello, eso sí, es aconsejable cambiar la aguja normal de diamante por una de zafiro, que se puede encontrar en establecimientos especializados como los de la calle Barquillo en Madrid (por ejemplo, Electrónica Lila en el número 35), o en la zona de Ronda Universitat y St. Antoni en Barcelona.