Liam Gallagher se quejó del sonido en las cuatro primeras canciones de su actuación el domingo en el festival Lollapalooza que se celebra en Santiago de Chile - EFE

Liam Gallagher la lía en el Lollapalooza y abandona el escenario a los 20 minutos: «Esto es una pérdida de tiempo»

El excantante de Oasis, que alegó después en un comunicado que padecía una «infección de oído», no dejó de quejarse del sonido en los veinte minutos que duró su actuación

ABC.ES
MADRIDActualizado:

¿Infección de oído o pataleta? Liam Gallagher la ha vuelto a liar parda, esta vez durante su actuación este domingo en el Lollapalooza de Chile. Ni siquiera sus seguidores se creyeron la versión del comunicado hecho público horas después del concierto, donde el excantante de Oasis alegó que padecía «una infección de oído, una sinusitis y un problema en la garganta».

El menor de los Gallagher —que parece esforzarse en demostrar su mal genio, mientras a su hermano Noel se le reconoce el genio compositivo— presentaba su primer disco en solitario, «As You Were». Una buena oportunidad para resarcirse de aquel fallido intento de grupo, Beady Eye, al otro lado del Atlántico.

Las cosas, sin embargo, no fueron bien. La actuación de Liam Gallagher, uno de los cabezas de cartel de esta nueva edición, comenzó entre quejas del cantante por el retorno de los altavoces desde la primera canción: « Rock N Roll Star». En la segunda, « Morning Glory», el de Manchester dejó de cantar a la mitad. En la tercera, « Greedy Soul», tiró la maraca que tenía en la mano y dejó a los miembros de su banda tocando solos cuando comprobó que llegaba al tono que requería el tema. En el cuarto corte, « Wall of Glass», acabó de cantar entre aspavientos y, después, se dirigió al público, visiblemente enfadado, diciendo que «el sonido era jodidamente horrible» y que el concierto estaba resultando «una pérdida de tiempo».

Tras esas palabras, Gallagher abandonó el escenario y dio por finalizada su actuación. Sus músicos, que se miraron confusos durante unos segundos, dejaron a continuación los instrumentos y siguieron a su líder. Entre la audiencia se escucharon gritos de «¡Noel, Noel, Noel!», en referencia a su hermano y mayor enemigo público.

Según informó el artista en su comunicado posterior, las afecciones mencionadas le impedían cantar. El médico, añadía también, le había recomendado 48 horas de reposo, pero que hará lo posible por volver a actuar en la capital chilena cuando sea posible.

Según el diario « La Tercera», desde su llegada al Parque O’Higgins, donde se celebraba el festival Lollapalooza, el exvocalista de Oasis se esforzó por pasar desapercibido. Se dice que estuvo recluido en el hotel The Ritz-Carlton de la capital.

En muchos de los contratos entre productoras y artistas, informa el periódico, se especifica que los músicos deben devolver la cantidad acordada en el caso de cancelarse el concierto por enfermedad de alguno de sus miembros. Se desconoce aún si este hecho se ha producido, pero la publicación chilena sitúa la cifra que pagó la productora a Liam Gallagher entre 200.000 y 400.000 dólares.