Jess Glynne: así es la cantante con más singles número uno la historia de Inglaterra

Su primer álbum «I Cry When I Laugh» vendió dos millones de copias en todo el mundo, y el segundo, «Always In Between», también va camino de lograr estupendas cifras. Ahora esta artista llega a España con este nuevo álbum

Actualizado:

Creció al norte de Londres, en el seno de una familia judía amante de la música. Su madre, que era A&R en la todopoderosa Atlantic Records, la escuchó cantar en su habitación imitando a Whitney Houston, Mariah Carey o Aretha Franklin y la animó a probar suerte en el mundo de la canción.

Su primer paso fue en falso. Se apuntó al proceso de selección del concurso de talentos Factor X y, después de los primeros días de audiciones, abandonó por no sentirse «a gusto» con la forma en que se trabajaba con los aspirantes. Se apuntó a una escuela de música, y allí conoció a su primer colaborador, con el que grabó varias demos que acabaron sirviéndole en bandeja un contrato con la compañía independiente Black Butter Records.

Fue entonces cuando empezó a llamar la atención de popes de la escena de música electrónica como Route 94 o Cleand Bandit, con quienes grabó sendos singles que llegaron al número uno de las listas de éxitos británicas. Uno de ellos fue el hit «Rather Be», que suma 500 millones de reproducciones en YouTube y que, además de ser nominado en los Brit Awards y los BBC Music Awards, recibió el premio Grammy a la mejor grabación dance del año 2014. La lista de singles de éxito continuó con «Right Here» (junto a Gorgon City), «Real Love» (de nuevo con Clean Bandit), «Not Letting Go» (con Tinie Tempah) y «Hold My Hand», convirtiéndose en la artista británica con más números uno en la historia de su país.

Batiendo récords

Cinco años más tarde, ya en el seno de Atlantic Records (recuerden: el sello donde trabajaba su madre), la cantante ha seguido batiendo récords publicando éxitos radiofónicos de la talla de «Take Me Home», y se ha posicionado como uno de los nombres con más peso del pop británico. Su primer álbum «I Cry When I Laugh» vendió dos millones de copias en todo el mundo, y el segundo, publicado el pasado mes de octubre, también va camino de lograr estupendas cifras. Con el título de «Always In Between», este nuevo trabajo la trae de gira este fin de semana a Madrid y Barcelona, donde desplegará su sonido fresco con melodías pegadizas, mensajes positivos y una voz prodigiosa.