Javi Cantero, el hijo de El Fary
Javi Cantero, el hijo de El Fary

Javi Cantero: «Mi padre no se cortaría hoy en día, seguiría diciendo las mismas cosas»

El hijo de El Fary presenta su nuevo disco «El Tren de la Vida»

Actualizado:

Javier Cantero dio sus primeros pasos en la música a los 16 años, cuando su padre, «El Fary», lo oyó cantar en su habitación mientras escuchaba uno de sus discos de flamenco. El consagrado artista organizó una sesión con su guitarrista «Remolino», donde puso a prueba el talento de su hijo y, satisfecho con el resultado, contactó con el productor Paco Ortega para preparar el primer disco de Javi. Tras el bombazo del single «Y cuanto más acelero», lanzó su segundo álbum «Tracalcatraca» (2003) y, después de romper con Universal (que había absorbido su sello Muxxic), Javi decidió tomar las riendas de sus producciones junto a su hermano, Raúl Cantero. Entonces llegarían «Sin Pedigrí» (2009), «Ritmos Voladores» (2012) y el homenaje «Recordando al Fary» (2016). Ahora Javi Cantero regresa con «El Tren de la Vida», que presenta en sociedad esta misma noche en la sala Caracol.

—¿Habrá sorpresas en esta presentación?

—Van a venir LaMari de Chambao, Javi Medina, Elena Salguero y otros amigos, así que va a ser una buena velada. Cantaré temas viejos y también «La mandanga» de mi padre.

—Los fans que le han seguido siempre estarán acostumbrados a un discomo este, muy variado y maduro. Pero al público más casual le sorprenderá mucho el cambio con respecto a los tiempos de «Y cuanto más acelero». ¿Alguna vez fue una losa?

—He llegado hasta la música que hago ahora haciendo un viaje muy largo, en el que he cogido de aquí y de allí, estando en constante aprendizaje. Pero siempre intento que cada canción tenga algo de mi sello. Nunca he sentido«Y cuanto más acelero» como una losa, simplemente es lo que hice en ese momento. Con el tiempo vas evolucionando, y ya en mi disco «Pedigrí» empecé a apuntar a las nuevas direcciones que quería tomar, y a las que he llegado en este disco. Espero que el camino no pare aquí y sigamos dando con más senderos nuevos.

—Hablando de «La mandanga». ¿Cómo llevaría tu padre la corrección política de estos tiempos, en los que parece que ya no se puede decir nada?

—¡Ufff! Yo creo que él hubiera seguido diciendo las cosas como las sentía, y no se cortaría por mucha corrección política que haya ahora. Él era muy auténtico, además de un pedazo de artista y una persona muy querida por la gente.

—¿Cömo eran las Navidades con él?

—Geniales, muy divertidas. Yo me pegué más de una buena fiesta con él, cantando y tocando villancicos con sus amigos. Donde estaba él, había alegría.