Father John Misty
Father John Misty - ABC
Música

Crítica de discos: Father John Misty, Rufus T. Firefly y Roger Daltrey

«God's favorite customer», «Loto» y «As long as i have you», los álbumes más llamativos que se publican este viernes 1 de junio

Actualizado:123
  1. Father John Misty «God's favorite customer»

    Ni un año ha pasado desde que Josh Tillman, el rompecorazones del indie que abandonó la retaguardia de Fleet Foxes para encaramarse al púlpito del pop, entregó el despampanante «Pure Comedy» y aquí está de nuevo, dispuesto a exhibir su perfil más humano y quebradizo. De hecho, mientras que sus tres discos anteriores como Father John Misty ayudaron a construir un sofisticado personaje capaz de reivindicar a Elton John y el soft-rock y, al mismo tiempo, trazar conexiones con Gram Parsons o Ryan Adams, «God’s Favorite Customer» retira unas cuantas máscaras y presenta al de Maryland en su versión más vulnerable.

    No en vano, este cuarto trabajo es consecuencia directa de un «Pure Comedy» con el que retorció la ironía y el sarcasmo hasta tales extremos que su vida personal empezó a tambalearse. De ahí que Father John Misty se desvanezca un poco y sea Tillman quien gane presencia para relatar como las aventuras de su alter ego a punto estuvieron de costarle el divorcio. También en lo musical se impone una tragicomedia salpicada de soul-pop y guiños a Neil Young y coronada por baladas vaporosas («The Palace»), lamentos desesperados («Just Dumb Enough To Try»), rápidos vistazos al legado de John Lennon («Date Night») y descarnados arrebatos de sinceridad («The Songwriter»). Se echa de menos ese sentido del humor marca de la casa y la sobriedad se acaba imponiendo a las aventuras instrumentales de anteriores entregas, pero «God’s Favorite Costumer» consigue reforzar la posición de Tillman como uno de los más aventajados y certeros compositores del siglo XXI.

    7,5 / 10

    DAVID MORÁN

  2. Rufus T. Firefly «Loto»

    Ahora, lo nuevo se queda viejo enseguida. Y la neopsicodelia ha sido una de las víctimas en este lustro. Mientras otros grupos de este movimiento que empezaba a pegar fuerte en España evolucionan hacia territorios más pop, electrónicos o urbanos, los madrileños Rufus T. Firefly se mantienen como buque insignia de la tendecia pura y sin cortar, modernista en sonido pero rockista en esencia, y cantando en su idioma materno.

    Eso es lo que viene a (re)confirmar «Loto», un álbum cuyo hilo conceptual plantea preguntas a los seguidores que los conocen a fondo. ¿Cuántos descartes de su anterior trabajo han rescatado para esta grabación? «Magnolia» fue publicado hace sólo un año, y su éxito ha llevado a la banda de Víctor Cabezuelo a querer estirar la racha con una secuela que refuta aquello de «segundas partes nunca fueron buenas».

    Ambos trabajos tienen muchas cosas en común: la estética visual y sonora empapada de ácido, y las referencias cinematográficas. Si en «Magnolia» se aludía a «Pulp Ficiton» o «El halcón Milenario», ahora son «El Demogorgon», «San Junípero» (de «Black Mirror») «Cristal Oscuro» los que aparecen en «Loto», compartiendo universo lírico con Carl Sagan («Druyan & Sagan»), los videojuegos («Final Fantasy») y otros grupos (Nirvana, Tame Impala o Cala Vento) en unas letras que metabolizan todas estas referencias con un costumbrismo de lo más ingenioso. Incluso los Beatles se cruzan en pleno viaje a través de una reinterpretación de «Lucy in the sky with diamonds» que vale su peso en oro. Atrevida y acertadísima en su profundización psicodélica, la versión de los Fab Four viene a ser la guinda de una colección de ocho canciones en las que cada instrumento compite en audacia en un colorista trip lleno de matices y oleadas lisérgicas, con contadísimos altibajos y siempre sabiamente impregnado de pop. Superado el mareo, cualquiera se dará cuenta de que hay que probarlo al menos una vez en la vida.

    8 / 10

    NACHO SERRANO

  3. Roger Daltrey «As long as i have you»

    Mientras Pete Townshend sigue viviendo de las rentas, Roger Daltrey ha decidido que ya iba siendo hora de mover el trasero hacia el estudio y hacer algo que mereciera la pena. Tampoco es que el macho alfa del movimiento mod haya renunciado a las comodidades de la vida de leyenda del rock (de hecho hay que remontarse a 1992 para encontrar su último álbum en solitario, un año antes del fallido «Psychoderelict» del guitarrista, y ocho antes del «Music from the Van Pires» del fallecido John Etwistle), pero al parecer ha sentido la llamada de las musas y no ha querido desaprovecharla. Quizá de ahí el título, «As long as i have you» («Mientras te tenga»).

    Y ha hecho muy bien. Producido por Dave Eringa (a quien conoció durante su colaboración en el último disco de Wilko Johnson), lo nuevo de Daltrey fue grabado durante los descansos de la gira de 50 aniversario de The Who, con la sangre aún caliente. Y puede que de ahí proceda el arrojo que desprende la poderosa garganta del cantante, que brilla con un rango emocional acorde a su edad, un poquito menos electrizante pero más rico, en siete composiciones nuevas y cuatro versiones de Nick Cave («Into My Arms»), Stevie Wonder («You Haven’t Done Nothing»), Stephen Stills («How Far») y Garnet Mimms (el tema titular). Este envalentonado y robusto alegato rythm'n'blues cuenta además con la inconfundible guitarra de Townshend en siete cortes, así que nada, a imaginarse que es lo nuevo de los Who.

    7 / 10

    NACHO SERRANO