Chelsea Boots, con Santiago Isla (segundo por la izquierda)
Chelsea Boots, con Santiago Isla (segundo por la izquierda) - MARIO LOMAS

Chelsea Boots: «Los jóvenes no tenemos prejuicios musicales»

Actuarán en el festival Mad Cool tras ser seleccionados en un concurso de bandas

Actualizado:

Fue por poquito, pero lo consiguieron. El festival Mad Cool organizó un concurso para dar oportunidades a las bandas emergentes, del que saldrían elegidas nueve ganadoras. Chelsea Boots y Paracusia quedaron empatados en el noveno puesto, así que la organización decidió ampliar el cupo y los dos actuarán en la Caja Mágica de Madrid en julio.

Será un sueño hecho realidad para Chelsea Boots, un grupo que se mueve en un «abanico bastante amplio de estilos», explica el cantante Santiago Isla (también guitarrista y teclista). «Somos hijos de una generación que no tiene ningún tipo de prejuicio a la hora de mezclar diferentes tipos de música, y nuestro sonido es resultado de eso». En la «playlist» de Santi se puede encontrar desde los Beatles hasta Daddy Yankee, y aunque no se ven haciendo una canción de reguetón, sí que se sienten atraídos «por la actitud de no tener ninguna barrera».

Sin embargo, su popio nombre (de claras reminiscencias al Swinging London) los delata, y no esconden que en realidad tienen un alma clásica, en la que las guitarras siempre son importantes. «Sí, esa es nuestra escuela, el pop-rock anglosajón clásico», confiesa Santi. «Al final, cuando estamos en el local de ensayo somos una formación clásica de guitarra, bajo y batería, y aunque luego haya variaciones, la raíz sigue siendo la misma».

Santi siempre tuvo la música muy cerca «por influencia familiar», y ya participó en coros y aprendió a tocar la guitarra desde muy joven. «En cuanto aprendí tres acordes quise formar un grupo, eso pasó a ser lo más importante para mí», asegura. Primero fundó un conjunto llamado Sin Blanca, que llegó a grabar un disco en 2011 en los estudios de Alejo Stivel (exTequila), con la producción de Josu García (de la banda de Loquillo). Pero la cosa no cuajó, y de las cenizas de esta experiencia nació Chelsea Boots.

«Sold Out»

Aunque no han lanzado todavía su primer elepé, ya han dado varios conciertos en salas de Galicia y Madrid (el último, en el Teatro Barceló, agotó todas las entradas) y sus primeros singles están funcionando bien en internet. Sin embargo, Santi admite que todos en el grupo están ansiosos «por grabar un disco largo, en el que podamos mostrar toda la baraja. Después de ir soltando cartitas, lo que toca es enseñar lo que es la banda pero de verdad, con todo el cuadro completo».

Chelsea Boots grabaron sus tres primeros temas sólo un mes después de formarse como banda, «una decisión algo precipitada», pero que respondía al ímpetu que se apodera de los músicos cuando saben que tienen algo bueno entre manos. Para ello contaron de nuevo con el productor Josu García, «para aprender de los mejores», dice Santi. «Desde el primer momento quisimos rodearnos de gente profesional, y ahora estamos con Universal Music, así que hemos dado pasos bastante grandes para profesionalizarnos y vivir de esto».

Santi no tiene ningún reparo en reconocer que no fue la multinacional quien se acercó a ellos, sino al revés. «Estuvimos llevando nuestras grabaciones a un montón de sellos, llamando a la puerta de uno, y otro, y otro... Y siempre nos decían que estábamos muy bien, pero que no podían coger más grupos. Con Universal soplamos y soplamos hasta que se cayó la puerta y se interesaron por nosotros».

Los Chelsea Boots cantan exclusivamente en inglés –«las mezclas de idiomas se las dejamos a Shakira»–, y aunque la tendencia sea la contraria (son muchos los grupos que se están pasando al castellano), ellos se mantendrán firmes porque además, tienen buenas referencias de que puede servir de ayuda para conquistar otros países. «Las Hinds, por ejemplo, sin ser fan de su música, sí que sirven como inspiración. Han derribado una serie de puertas, siendo españolas y cantando en inglés, que pueden ayudarnos a los que estamos asomando cabeza».