De iquierda a derecha, Brian Litrell, A.J. McLean, Nick Carter, Kevin Richardson, Howie Dorough
De iquierda a derecha, Brian Litrell, A.J. McLean, Nick Carter, Kevin Richardson, Howie Dorough - LENNIS LEUPOLD

Backstreet Boys, la «boy-band» más talludita sigue en plena forma

El grupo llega a España con su gira «DNA World Tour»

Actualizado:

Hace apenas diez días, los Backstreet Boys terminaron una larga residencia de catorce meses en el teatro Zappos de Las Vegas, donde han estado presentando su espectáculo «Backstreet Boys: Larger Than Life» ante miles de fansllegados desde todos los rincones del globo. Pero, hoy mismo, los cinco miembros del popular grupo abandonarán la comodidad de sus suites para tomar un avión, cruzar el océano y ser ellos los que recorran el mundo en una gran gira que arranca este sábado en Lisboa, para después hacer escala en Madrid y Barcelona (con una fecha en Milán entre medias, el día 15) antes de seguir su camino.

«Este tiempo en Las Vegas ha sido increíble, pero ahora ha llegado el momento de visitar a nuestros fans de todo el mundo», dice Howie Dorough (en la foto, a la derecha del todo), uno de los miembros más talluditos de un conjunto que rompe la media de edad en la escena de «boy-bands». Sin embargo, como dice su compañero Brian Litrell (a la izquierda en la imagen), «el viaje continua y queda mucho por hacer, estamos viviendo el siguiente capítulo del que no se ha dicho nada todavía, y eso es emocionante».

Y es que este «DNA World Tour», más allá de ofrecer los obligados arrebatos de nostalgia, servirá para presentar en directo «DNA», el nuevo álbum que publicaron el pasado 25 de enero con RCA, y que llevó a los Backstreet Boys a un lugar bien conocido por ellos: el número uno de la lista Billboard 200, una de las listas de venta de álbumes de referencia a nivel internacional.

Para asegurar el éxito del disco, los chicos del patio trasero se rodearon de auténticos expertos en la fabricación de «hits» como Mike Sabbath (que ha trabajado con J Balvin), Andy Grammer y Stuart Crichton (DNCE) o Lauv (Charlie XCX), con los que han moldeado un nuevo carácter para la marca Backstreet Boys. «Cuando el grupo nació hace 26 años, y a través de todos los altibajos de nuestra carrera, tuvimos que aprender que esto no se trataba de nosotros como individuos, sino de lo que era mejor para el grupo», comenta Dorough al respecto de los cambios. «Esto es lo que me encanta de este álbum», asegura su compañero Kevin Richardson. «Hemos sido capaces de incorporar nuestras influencias y estilos en un trabajo coherente. Estas canciones son una buena representación de lo que nosotros somos como individuos y quiénes somos como grupo».