El cantante gaditano José Luis Figuereo, El Barrio
El cantante gaditano José Luis Figuereo, El Barrio - la voz
concierto en jerez

El Barrio: «Me debo a la gente sólo cuando llevo el sombrero»

José Luis Figuereo es un hombre solitario al que le gusta pasear por Cádiz; El Barrio, el artista con más llenos en Madrid

Actualizado:

Es el artista que más veces ha llenado el Palacio de los Deportes de Madrid, acaba de hacerlo durante tres noches consecutivas. Pero ahora está en su tierra, Cádiz, porque este viernes actúa en casa, en el estadio de Chapín, en Jerez. El Barrio presenta las canciones de su último disco 'Hijo del Levante', un trabajo fruto de la capital gaditana. José Luis Figuereo repasa sus tres años de retiro, de las sensaciones tras la vuelta y del futuro. De mayor se ve, por la nostalgia, «como un viejo muy llorón».

-Ahora viene a Jerez, de momento, la parada más cercana a casa de la gira...

-Sí, no sé si irme desde Cádiz andando...

-¿Ha preparado alguna sorpresa para este concierto especial?

-Será como los otros, con alguna sorpresa al final.

-¿Por cierto, por qué no se le ve actuando en Cádiz capital?

-Porque todavía no se ha llegado a un acuerdo por las dos partes. Me han propuesto participar en distintos eventos al aire libre, pero no he querido. Llevo sin cantar en Cádiz desde el año 2000. Si se unen las dos partes y alcanzamos un acuerdo, no dudaré en hacer un hueco en verano. Está claro que me hace mucha ilusión cantar en mi tierra después de tanto tiempo, pero yo me debo a mi público, tengo que respetarle y no es justo que en un lado paguen taquilla y en otros no. Quien quiera verme que pague, yo no trabajo gratis.

-Cuando se retiró, aunque le puso fecha, ¿tuvo miedo a que finalmente no volviera?

-No, llevo en esto desde los 9 años, soy preso de una guitarra y con estos años sabáticos ya tenía suficiente. Quería estar presente ya.

-¿Cuáles fueron los motivos entonces de su retirada?

-Llevaba 17 años sin descansar y quería además reflexionar sobre ciertos temas. Nunca le había cantado por ejemplo al alzheimer, al amor a un muñeco o el matrato y necesitaba tiempo para escribir sobre ello. También es que había nacido mi hija y no me la quería perder.

-Por eso le molestó mucho lo que dijeron de usted, no les ha dedicado muy bonitas palabras...

-Me dolió mucho porque ya incluso hicieron dudar a mis padres sobre mis motivos para retirarme. Desde que les dije gilipollas en mi canción, el bulo ya se acabó. Como artista paso, pero ya que metan a mis padres me duele.

-Ha hablado de su hija, la paternidad ha influido mucho en 'Hijo del Levante', ¿verdad?

-Los niños son la felicidad del mundo. Hay un tema en el disco que es un canto a la positividad, yo he aprendido mucho en este tiempo de los más pequeños. Puedo decir que yo soy un niño atrapado en un cuerpo de hombre.

-'Hijo del Levante' es su obra...

-Mi obra cumbre, la más completa, muy de la sociedad actual. Y por el título, ya ve, el disco es un hijo de Cádiz.

-¿Ha cambiado su Cádiz en este tiempo? ¿Qué opinión le merece la ciudad?

-Vaya por delante que me siento orgullosísimo de mi ciudad, pero es una ciudad sumida en el paro, al igual que toda España. Ahora parece que va a llegar más carga de trabajo a los astilleros, y eso es muy buena noticia. Cádiz para mí es fuente de inspiración. Solía ir a pasear por el muelle, pero ahora no se puede pasar. El candado que hay frente al muelle (el monumento a la libertad de expresión) para mí tiene ese significado, el que ya las cosas no son como antes. No hay cines de verano, no se puede pasear por el muelle, no pasear tranquilamente por mi ciudad me molesta mucho. Cádiz y Andalucía, las tierras más caras en patrimonio, no puede permitirse estar cerradas, me jode mucho.

-Para usted, cualquier tiempo pasado siempre fue mejor.

-Padezco de nostalgia, por ella seré un viejo muy llorón. Antes éramos más felices y ahora nos llevamos peor, no hay consideración ni con el vecino. De verdad que tengo clavada un espina por lo del muelle, porque sólo lo abren cuando viene un velerito para las visitas.

-Sí que le veo molesto...

-Y no me importa decirlo, aunque me tenga que pasar otros 15 años sin cantar en mi tierra, yo pago mis impuestos y estoy muy orgulloso de ser gaditano, pero eso vale poco ahora parece.

«Siempre lo he dicho: no pertenezco a esta época»

-También le noto algo triste, nostálgico. ¿Es feliz?

-Soy feliz porque tengo a mis hijos.

-Pero parece que está desubicado, hay quien no nace en la época adecuada.

-Yo siempre lo he dicho, no pertenezco a esta época, yo debería haber nacido en la época del Beni y Caracol.

El Barrio y José Luis Figuereo

-El otro día reapareció en televisión después de muchos años, ese retiro ha durado más, ¿por qué ahora?

-Yo soy un artisa al que le gusta el silencio, la inaccesibilidad. Hacía 17 años que no pisaba un plató y me apetecía por darle otro empujoncito a este disco que creo que lo merece.

-Si es poco pródigo en los medios, ¿cómo se relaciona con su legión de fans?

-Estoy con ellos en las firmas de discos y en los conciertos. También hago algunos chats en medios de comunicación cuando sale un disco y poco más. Me gusta ser un solitario, si cambiara eso, ya no sería yo mismo. Soy de estar en chándal y pasear. Me gusta dejar de ser El Barrio y que no me agobien. Me debo a la gente sólo cuando llevo el sombrero.

-Qué complicado, separar la persona del personaje...

-Antes había más respeto por los artistas, se veíamos a uno por la calle se agachaba la cabeza, pero ahora no.

-Hablando de artistas, ¿cómo ha visto el panorama musical a su vuelta?

-El trabajo está peor por la crisis, el iva cultural y que no hay dinero para ir a un espectáculo. Pero la gente cada vez lo hace más bonito, mejor técnica, la música ahora es más armoniosa. La crisis ha ayudado a depurar el panorama, todo aquel que no valía o era fruto de un sólo pelotazo, fuera. Me alegro por ello, la verdad, porque me gusta la buena música, no una canción del verano.

-Estando en Cádiz y en esta época, la pregunta es obligada. ¿Cómo va de enterado en Carnaval?

-Veo poco porque estoy de un lado a otro, pero me gusta mucho. Me encanta el Selu y los Majaras y creo que Juan Carlos ha ido muy bien. Aprecio mucho el Carnaval porque es el ingenio, el doble sentido, el ángel y la gracia para decir lo que se tiene que decir.