Luis Fernando Pérez
Luis Fernando Pérez

Luis Fernando Pérez: «Siento que tengo sangre gitana»

El pianista Luis Fernando Pérez vuelve al repertorio español en su nuevo registro, un disco monográfico dedicado a la obra de Manuel de Falla

Actualizado:

Luis Fernando Pérez (Madrid, 1977) es uno de los pianistas españoles más destacados de su generación. Después de la labor titánica de hacer u na nueva edición de la Iberia de Albéniz, en versión online, para la Escuela Reina Sofía, y tras registrar Goyescas de Granados, el pianista madrileño presenta ahora un nuevo disco monográfico dedicado a Manuel de Falla, que incluye Noches en los jardines de España, El sombrero de tres picos, El amor brujo y Fantasía Bética. «La idea surgió cuando estaba de gira con la Orquesta de Euskadi con las “Noches”. Dos de los conciertos eran en el nuevo auditorio de Burdeos y Mirare me propuso grabarlas en directo esos días. Ya a partir de esa idea, grabé el resto de las obras que componen el disco».

Es su tercera grabación de música española después, de Albéniz y Granados. ¿Se va a especializar en este repertorio?

No lo sé. Eso es algo que debe decidir el público. Como alumno de Alicia de Larrocha, ella desgraciadamente ya no está, tampoco Orozco, ni Esteban Sánchez. Sólo queda Achúcarro de los grandes que puedan hacer música española y creo que los jóvenes tenemos que defenderla. Pero, por supuesto, aunque la gran mayoría de lo que tengo grabado es español no me siento encasillado porque constantemente estoy cambiando de repertorio. Lo que sí pienso es defenderla a capa y espada constantemente.

Se han hecho muchas grabaciones de Manuel de Falla. ¿Qué se puede aportar de nuevo?

Muchas cosas. Lo primero es que, en el caso de Noches en los jardines de España, los pianistas han realizado unas versiones muy personales... No digo que la mía no lo sea, pero creo que se pueden decir muchas cosas con respecto a otras grabaciones. Después, como la obra de Falla está tan inspirada en el flamenco y en el cante jondo, y con toda esa tradición detrás, depende de cómo cada uno lo cante, lo sienta...

No le veía yo a usted muy vinculado al flamenco...

Soy un loco del flamenco y de Andalucía. No sé por qué, pero sin ser gitano es como si tuviera sangre gitana: es algo que siento muy profundamente y creo que sé diferenciar entre un buen flamenco y un mal flamenco. Lo disfruto mucho.

Usted colabora con un sello independiente francés, Mirare. ¿Cómo está sobrellevando la crisis? ¿Le interesa ofrecer su música a través de internet o sigue apostando por el soporte físico?

«Puedo presumir de vender bastantes discos e incluso de ganar dinero»

Soy un poquito antiguo, y me gusta tener el cedé en casa, aunque luego pueda digitalizarlo. En cuanto a Mirare, es una de las discográficas independientes que más ventas tiene en el mundo, a pesar de ser relativamente pequeña. Puedo presumir de vender bastantes discos e incluso de ganar dinero con ellos (se ríe). Además, Mirare da mucha libertad al artista y puedo elegir lo que quiero: de esta manera, uno está más cómodo y puede dar lo mejor de sí mismo.

Este año ha ofrecido conciertos en China. ¿Es la nueva Meca de la música clásica?

China es un mercado espectacular que está apostando muy fuerte por llevar a extranjeros para nutrirse de culturas exteriores. Pero sigo pensando que la Meca es Europa, el continente con más arraigo cultural.

¿Tiene previsto llevar de gira esta grabación?

No tanto, porque este disco representa más bien el fin de una serie de conciertos donde he estado tocando Noches en los jardines de España. Pero sí incluiré en mis conciertos a Falla, aunque serán piezas para piano solo.

Usted ha estudiado con András Schiff, que acaba de ser nombrado titular de la Orquesta de Cámara de la Escuela Reina Sofía.

Es un hombre muy sofisticado y una grandísima figura que ya no tiene nada que demostrar. Como persona es genial y uno de los músicos más inteligentes que existen.