Los cantaores Encarna y José Anillo
Los cantaores Encarna y José Anillo - Francis Jiménez
FLAMENCO

Los hermanos Anillo: La nueva sangre del flamenco gaditano

Encarna y José presentan este sábado en el Falla 'Voz de agua, voz de viento', un trabajo tributo a los cantes de Cádiz que llega en plena madurez artística de ambos

Los artistas estarán acompañados por Jesús Bienvenido y Farruquito y prometen más sorpresas

Actualizado:

La de ella es de agua, de viento la de él. Una y otra suenan a Cádiz. Traen sabor y aroma a salitre. Las voces de Encarna y José cuentan y cantan a su tierra. Ellos son, por más lejos que estén, lo que les ha dado este trocito rodeado de mar. Dos mitades, dos hermanos –únicos– que arrancaron sus carreras en solitario hace muchísimos años. Pero no solos. Siempre han caminado unidos, con colaboraciones de ida y vuelta, asesorándose el uno al otro, profesándose admiración mutua. Hace un tiempo, «pasados los años malos malos de la crisis», decidieron fundirse. Crear, con gargantas y manos de artesano, un disco de los dos. De Encarna y José Anillo, 'Voz de agua, voz de viento'.

Encarna no grababa desde 2008 y su hermano desde aquel 'Los Balcones de mi sueño' de 2011 merecedor del premio al disco de Cante Revelación otorgado por la crítica. Y aunque han seguido con éxito su carrera en solitario, les apetecía dejar para la posterioridad un trabajo en conjunto. Un disco que desde el título es un homenaje a su tierra, pero también un álbum que refleja sus propias vivencias.

Este sábado, por fin, lo presentan a lo grande, en el templo escénico de una ciudad que les vio partir hace casi dos décadas para, como tantos otros, labrarse un futuro en el mundo del arte. Estarán acompañados por Jesús Bienvenido y Farruquito como artistas invitados. 'Voz de agua, voz de viento' concita de todo: Un cuplé por bulerías con música y letra de Antonio Canales; unos tanguillos de Jesús Bienvenido, o un tango de los peines con el que agradecen a la ciudad que los ha acogido durante estos años de lucha, Sevilla. «Nuestro crecimiento artístico se lo debemos a esta ciudad», apuntan los dos hermanos. En el disco, José canta este tango acompañado de su hijo, Joselito. Hay saga para rato.