Juan Pedro Delgado Espadas, con un ejemplar de su nueva novela, «Mosquetero del Rey»
Juan Pedro Delgado Espadas, con un ejemplar de su nueva novela, «Mosquetero del Rey» - ABC
Novedad literaria

Juan Pedro Delgado Espada homenajea las novelas de aventuras de Dumas con «Mosquetero del Rey»

El escritor sevillano recrea el ambiente de la corte de Luis XIV en Versalles

SevillaActualizado:

Juan Pedro Delgado Espada (Sevilla, 1971) es uno de los escritores andaluces que más éxito está cosechando dentro de la literatura juvenil en los últimos años. Si hasta ahora sus referentes habían sido Walter Scott, Emilio Salgari y Stevenson para novelas tan destacadas como «Halcón Negro», «El último pirata» o «Banderas negras», ahora se ha inspirado en Alejandro Dumas como base para su nueva obra, «Mosquetero del Rey» (Strogoff). En esta el Conde de Dubois narra una historia de amor y aventura en la Francia de Versalles, bajo el reinado de Luis XIV.

Según comenta el autor, ha querido hacer un claro homenaje a la trilogía que Dumas inició con «Los tres mosqueteros» (1844) —la más exitosa— y que luego continuó con «Veinte años después» (1845) hasta culminarla con «El vizconde de Bragelonne» (1848). «Quizás de mis novelas sea la que tenga una historia de amor más desarrollada, ambientándola en la Francia de Versalles y de Luis XIV, con mucha acción y aventura de fondo».

El joven Joseph Mince es el protagonista. Quiere convertirse en mosquetero pero no lo admiten aún por su edad. «La novela está escrita en primera persona y creo que es más profunda que las anteriores, ya que es capaz de llegar a un público más adulto y leído. Tal vez sea para un lector más maduro, probablemente de sexto de Primaria o de primero de Secundaria», indica Delgado Espada.

La narración se plantea como una especie de memorias del Conde de Dubois, que está viviendo sus últimos días y que cuenta una historia, como él dice, «apasionante, pero también dolorosa y cruel». «Es un hombre con una dura vida pero a la vez feliz. Se hará amigo de Joseph Mince y vivirán una serie de aventuras», comenta el autor de «Banderas negras». «Los lectores me han dicho que la novela engancha tanto hacia la mitad que no pueden parar de leerla hasta el final. Hay gente que la ha terminado ya de madrugada».

Cubierta de la novela
Cubierta de la novela - ABC

Juan Pedro Delgado Espada ha tardado dos años en hacer este libro, que se inspira a su vez en un relato previo. «Me he documentado, pero no en profundidad. A los jóvenes no los puedes marear con muchos datos históricos. Hay que buscar el equilibrio entre ambientar bien la historia y proporcionar esos datos. No me he documentado tanto como otras veces, pero sí he releído “Los tres mosqueteros”, “Veinte años después” y “El vizconde de Bragelonne” para tratar de recuperar el tono que Dumas empleó en sus novelas. Por eso he usado el “vos” en los diálogos, como Dumas, para darle más verosimilitud. También me he documentado sobre la creación de Versalles, donde Luis XIV se llevó la corte. Allí se reunieron grandes artistas, decoradores, jardineros y el famoso cocinero Vatel. El rey allí tenía varias amantes. He retratado también a un matrimonio, que es protagonista de la historia y que simboliza el amor, la lealtad y la fidelidad, algo que destaca en una corte que era más bien el reflejo de la infidelidad. Ese matrimonio le da luz a la corte», dice Delgado.

«El hombre de la máscara de hierro»

Si «Los tres mosqueteros» se desarrollaba en la corte de Luis XIII y del cardenal Richelieu y «Veinte años después» se ambientaba en la regencia de Ana de Austria —madre de Luis XIV— y del cardenal Mazarino, «El vizconde de Bragelonne» sí recrea la misma época que trata «Mosquetero del Rey». «La historia de “el hombre de la máscara de hierro” la introduce Dumas dentro de esa tercera novela. Existió un prisionero con una máscara de hierro en el París de aquella época, pero los historiadores descartan que fuera el hermano gemelo de Luis XIV. Estaba custodiado por un hombre sordo y mudo para que no pudiera comunicarse con el reo», comenta el escritor. En todo caso, este se ha tomado una licencia literaria, ya que su novela transcurre aproximadamente en 1670, pero la corte se instaló en Versalles quince años después.

Por otra parte, confiesa Delgado Espada que para él es muy importante el encuentro con los lectores, por eso «espero ir durante los próximos meses a varios colegios para darles charlas a alumnos de Primaria y de ESO». Hace unos días el autor estuvo en el Claret, donde habían puesto como lectura obligatoria «El último pirata» para alumnos de primero de ESO. «Todos los niños se engancharon con la historia. Eso para un autor es impagable. A los chavales les brillaban los ojos».

En cuanto a futuros proyectos, adelanta que ya ha empezado una nueva novela, «Capitán de corsarios», que se convertirá en la tercera parte de las aventuras de Peter Scott. «Será también una novela de acción y de aventuras. Mi idea es presentarla dentro de un año». Preguntado por si se plantea cambiar de registro literario en un futuro, asegura que «a día de hoy, todos mis proyectos van a ser de literatura juvenil. Tengo una lista de prioridades con la tercera parte del capitán Scott. También tengo en mente otra cuarta parte y una historia sobre templarios. Además, muchas personas me piden que haga una continuación de “Halcón negro”».