Julio Molina Font presenta el miércoles en la APC 'Crónica negra en el Cádiz de la posguerra'
Julio Molina Font presenta el miércoles en la APC 'Crónica negra en el Cádiz de la posguerra' - antonio vázquez
historia de cádiz

Julio Molina Font tiñe de negro su nuevo libro

El escritor presenta 'Crónica negra en el Cádiz de la posguerra', en la que figuran episodios como el envenenamiento de un hombre con raspadura de hueso de muerto o el suicidio-accidente de una novia justo antes de la boda

Actualizado:

Julio Molina Font ha recuperado 'El Caso', el famoso seminario de sucesos, en forma de libro y con Cádiz como escenario. Se titula 'Crónica negra en el Cádiz de la posguerra' y acaba de ser publicado por Ediciones Mayi.

Molina Font vuelve al terreno editorial con otra crónica costumbrista, pero con los sucesos más sangrientos, oscuros, criminales, y paradójicamente algunos divertidos, de la historia de la ciudad como hilo conductor. De una década muy concreta, la de los 50 (incluye también alguna anécdota de finales de los 40 y otra de principios de los 60).

De ahí lo de la etiqueta de posguerra, y nada más. El escritor gaditano avisa de que en esta narración, en clave periodística y estructura que se asemeja a la de un juicio, el lector no va a encontrar noticias políticas ni nada que ver con el Franquismo. El ambiente y el día a día de la época, evidentemente, sí está reflejado en el relato.

«Cádiz era una ciudad tranquila, parecía que no pasaba nada», cuenta el autor de 'La historia pequeña de Cádiz' (cinco ediciones con Mayi), 'Más sobre la historia pequeña de Cádiz' (dos ediciones) y 'Cádiz en claroscuro. 3ª parte de la historia pequeña de Cádiz'.

¿Que no pasaba nada? Pues él mismo presenta casi una treintena de episodios «que se salen de lo normal», de celos e infidelidades que acabaron en crímenes pasionales, asesinatos, robos, estafas y un amplio catálogo de hechos delictivos que, de vez en cuando, despertaban a los gaditanos de la 'normalidad'.

Julio Molina Font los ha dividido en tres grandes apartados. Los sucesos pasionales, -«que hoy vendrían a ser los llamados de violencia de género»-, 'amigos de lo ajeno' y 'entre primos y julays'. También hay un capítulo especial a los suicidios. Entre éstos, el que ocurrió en una pensión de la capital, el muerto que apareció tirado en un patio, o la novia que se tiró-cayó-empujaron de la azotea de Trille dos horas antes de contraer matrimonio.

De los asesinatos más sonados, el del dique seco. Un guarda jurado murió a manos de dos trabajadores de una empresa dedicada a la construcción de los bloques del Campo del Sur. Segaron la vida del inocente por un botín de 198 pesetas, dos naranjas y un pan. Se pidió la pena de muerte a los asesinos, pero ellos sí lograron salvar su vida.

Aparecen como personajes, reales, los integrantes de las bandas de ladronzuelos más famosas de la época, la de Rubio Malo u otra llamada la banda de los botones.

Salpican las páginas de este libro también los timos clásicos, el del tocomocho y la estampita, con lotería falsamente premiada; o la pillería de los trileros.

El envenenamiento de Grabiel el baratillero a cargo de su esposa gitana es, según Julio Molina Font, una de las anécdotas más divertidas de esta crónica negra que incluye un glosario judicial de la época.

La mujer de 'Grabiel', supuestamente, intentó asesinar a su marido con un veneno cuanto menos original, raspadura de hueso de muerto. Quienes se encargaron de juzgar el caso, cuenta el autor, se lo pasaron en grande con las ocurrencias y gracias de la acusada.

Este repaso por las páginas más oscuras y truculentas de la posguerra en Cádiz sirve también para hacer un recorrido por algunos de sus edificios. La Casa de Iberoamérica volverá a ser cárcel, encontraremos el manicomio de Capuchinos o nos daremos cuenta de que la Audiencia no siempre estuvo en la Cuesta de las Calesas, sino en el Corralón de los Carros, en pleno barrio de la Viña.

'Crónica negra en el Cádiz de la posguerra' se presenta este miércoles 19 de noviembre en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz, en la calle Ancha de la capital gaditana. El acto está previsto para las 19.30 horas y contará con la intervención, además del autor, del abogado José Luis Suárez Villar.