«Salvator Mundi»: el cuadro más caro para el yate más caro

Su propietario, el príncipe de Arabia Saudí Mohammed bin Salman, lo recibió en 2017 como un regalo y ahora está colocado en su yate, el Serene, tras el frustrado intento de exponerse en el museo del Louvre de Abu Dhabi durante septiembre de 2018

JerusalénActualizado:

El especialista en el mercado del arte Kenny Schachter puso fin al misterio sobre el paradero del «Salvator Mundi», obra del siglo XVI que se atribuye a Leonardo Da Vinci. El cuadro más caro de la historia vendido en una subasta permanece oculto al público desde el 15 de noviembre de 2017, cuando un comprador pagó 400 millones de euros en una puja organizada por la casa Christie’s en Nueva York. Como más adelante desveló The New York Times, se trataba del príncipe Bader bin Abdullah bin Farhan al Saud, actual ministro de Cultura saudí, que lo compró para entregárselo al príncipe heredero, Mohamed Bin Salman (MBS). «Al parecer, la obra se trasladó en el avión de Mohammed Bin Salman en plena noche para instalarse en su yate, el Serene», reveló Schachter al portal especializado «Artnews» citando fuentes cercanas a una subasta que alcanzó un precio sin precedentes.

Desde su compra, solo el joven príncipe y los invitados a su megayate disfrutan de esta obra de arte. MBS parece dispuesto a romper marcas en todos los campos y el cuadro más caro de la historia cuelga de la pared de uno de los diez yates más grandes del mundo (tiene siete cubiertas, un hangar y dos plataformas de aterrizaje de helicópteros que en total suman 4.500 metros cuadrados de cubierta). El barco le costó 100 millones más de dólares que la pintura y en ambos casos los vendedores eran de origen ruso. «La pintura fue encontrada en jirones: dividida en cinco partes, que fueron unidas durante su restauración (...). ¿Qué daño podría hacerle un chorrito de agua salada?», se preguntó de forma irónica Schachter en el texto publicado por «Artnews». MBS se suma así a la moda de colgar arte en los yates que también comparte el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, dueño del Manchester City de origen emiratí, que cuenta con «cientos de cuadros» en su barco, el Topaz, según desveló el diario «The Guardian».

El museo del Louvre de Abu Dhabi anunció una exhibición con el «Salvator Mundi» en septiembre y la calificó de «un regalo al mundo», pero tuvo que posponerla a última hora sin dar explicaciones ni fijar una nueva fecha, lo que acrecentó el misterio sobre el paradero de la obra. Pese a la estrecha relación entre Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, parece que los planes de MBS para la pintura de Da Vinci son otros. «Artnews» desveló que el príncipe desea que esta representación de Jesucristo con una mano en señal de bendición y la otra sosteniendo el mundo en forma de esfera de cristal sea la guinda que corone el proyecto cultural de Al-Ula, considerada la «Petra» saudí por sus ruinas de origen nabateo y que aspiran a convertir en un centro de turismo cultural mundial, dentro del plan de cambios puesto en marcha en el país por MBS.

Hasta el momento no ha habido reacción oficial de Riad a la información publicada por «Artnews» sobre el «Salvator Mundi», un cuadro polémico porque durante muchos años se pensó que no era obra de Da Vinci, sino de uno de sus discípulos. Esta opinión la siguen defendiendo algunos expertos, pero no así MBS, que rompió el mercado para poderlo admirar, de momento, mientras surca los mares.