Amante del arte: Amrani abrió su galería en 2011
Amante del arte: Amrani abrió su galería en 2011 - Gª S. Amrani
ARTE

Sabrina Amrani: «Los artistas africanos antes no tenían mucho sitio en el mercado»

La galerista parisina de origen argelino trabaja con artistas del Norte de África y Oriente Medio desde hace más de cinco años. Así prepara su nueva participación en ARCOmadrid

MADRIDActualizado:

En el mundo del arte, así como en el resto de los ámbitos de la vida, también hay voces que suelen ser más escuchadas, mientras que hay otras que tienen más dificultades para salir a la luz. Dentro de este segundo grupo, se encuentran una serie de artistas, como aquellos de origen asiático y africano, que –salvo en los casos en los que han alcanzado la fama– no siempre encuentran un lugar de visibilidad donde poder exponer sus obras dentro de las grandes capitales europeas.

Sin embargo, existen espacios, como es el caso de la galería Sabrina Amrani –situada en el barrio madrileño de Malasaña, en la calle de la Madera, 23– que se dedican a hacer visibles las obras de arte de estos creadores. «Cuando llegué a la ciudad de Madrid advertí que los creadores del norte de África y Oriente Medio no tenían mucho sitio en las galerías de arte. Y eso que toda España tiene una tradición árabe muy fuerte», cuenta a ABC Cultural Sabrina Amrani, fundadora de la galería que lleva su nombre y que abrió sus puertas hace poco más de cinco años, en el mes de junio del año 2011, cuando ella tenía apenas 29.

Voces silenciadas

Para poner en marcha este espacio que hoy funciona en la capital española, Amrani tuvo que realizar dos grandes cambios en su vida. En primer lugar, pasar del mundo empresarial –ya que trabajaba para una gran compañía– al del arte. Y, lo segundo, mudarse de su París de origen a Madrid. «Al principio, yo era una extranjera en España porque venía de Francia y, por eso, tuve que hacerme de nuevo», narra, y agrega que, «en un inicio, no sólo era una “outsider” por el hecho de venir de otro país, sino que también provenía del ámbito empresarial y eso implicó todo un cambio para mí».

Para elegir el tipo de arte que expondría en la galería, además de su gusto personal, en el caso de Amrani también jugaron un papel muy importante sus orígenes, ya que sus padres sonargelinos y eso tuvo una clara influencia en las preferencias artísticas de la galerista y los conocimientos que fue adquiriendo desde su más tierna infancia. «Elegí temas como el colonialismo porque son cuestiones que me son muy cercanas y naturales, con las que estoy muy sensibilizada», relata la galerista. Y cuenta que, en los comienzos de este proyecto, incorporó arte del Norte de África y luego fue sumando a distintos artistas que eran de origen asiático. «Algunas de las cuestiones que tratan las obras de la galería son temas socio-políticos, identidad, espacio y arquitectura».