Recreación del espectáculo, que se estrena mañana en el Auditorium Conciliazione, en Roma
Recreación del espectáculo, que se estrena mañana en el Auditorium Conciliazione, en Roma - ABC

La Capilla Sixtina llega al teatro con música de Sting

Mañana se estrena en Roma un gran espectáculo multimedia en el que ha colaborado el Vaticano

Corresponsal en El VaticanoActualizado:

Si el mayor genio del Renacimiento levantase la cabeza este jueves 15 de marzo se encontraría con el estreno de «El Juicio Universal: Miguel Ángel y los secretos de la Capilla Sixtina» en un teatro de Vía de la Conciliación, la espectacular avenida que lleva desde el río Tíber hasta la plaza de San Pedro.

La directora de los Museos Vaticanos, Barbara Jatta, asegura que este primer espectáculo mundial de «Artainment» -arte y entretenimiento- permitirá entrar en «el tormento y el éxtasis» de Miguel Ángel al servicio del imparable e insoportable Papa Julio II hasta terminar la mayor obra de arte de la historia bajo el mandato de Clemente VII.

Marco Balich, creador de espectáculos olímpicos y director de un experimento de 60 minutos que espera continuar en el Auditórium Conciliazione a dos sesiones diarias por lo menos durante un año, asegura que «quería hacer algo para que nuestros jóvenes estén orgullosos de las maravillas que tenemos, y he querido hacerlo con el lenguaje alocadamente tecnológico que hemos aprendido a utilizar con las ceremonias olímpicas».

La música es original de Sting, quien se reconoce «asombrado por el genio de Miguel Ángel en cuanto vi la Capilla Sixtina» y afirma que «hacer la banda sonora ha sido una experiencia mística».

Su música, el talento de actores italianos y la tecnología de los videojuegos se entrelazan para crear un «show de inmersión digital a 270 grados» en torno al espectador, que podrá ver y escuchar a Miguel Ángel a menos de un kilómetro del emplazamiento de la verdadera Capilla Sixtina, visitada por millones de turistas cada año.

Según el secretario de Comunicación del Vaticano, Dario Viganò, «es un espectáculo nuevo y único, sostenido por un nivel profesional altísimo de guionistas, coreógrafos, estilistas, técnicos e ingenieros de luz y sonido». El sacerdote italiano, especialista en cine, asegura que «las imágenes envolverán al espectador por inmersión». El «coctel» de luz, sonido, videojuegos y tecnologías digitales podría impresionar incluso a un florentino de hace medio milenio, Michelangelo Buonarroti.