Destrucción de estatuas en Palmira, a manos de fanáticos del DAESH
Destrucción de estatuas en Palmira, a manos de fanáticos del DAESH - abc

Siria ha recuperado 65.000 objetos arqueológicos robados durante la guerra

Unesco presiona a los Estados limítrofes para que rescaten el mayor número posible de piezas del mercado negro

Actualizado:

Las autoridades sirias han recuperado un total de 65.000 objetos arqueológicos que habían sido robados en los últimos cuatro años en el país, informó hoy el Gobierno del país árabe, citado por la agencia oficial de noticias, Sana.

El director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamún Abdelkarim, señaló que esas piezas fueron sustraídas por «terroristas», que las sacaron ilegalmente del territorio sirio.

Entre esos objetos, hay un centenar de piezas de distintos tamaños y formas, como bustos originarios de la ciudad monumental de Palmira, coronas y otras reliquias de la época romana y bizantina, que han sido devueltas a Siria por las autoridades libanesas.

Abdelkarim destacó que su institución, a través de la cooperación con organizaciones internacionales, en particular la Unesco, ha presionado a los Estados vecinos de Siria para que refuercen el control de la frontera y eviten el contrabando de antigüedades, además de vigilar el mercado negro.

Siria es desde hace cuatro años escenario de una contienda que ha puesto en riesgo su legado histórico y cultural.

Seis lugares sirios se encuentran en la lista de sitios en peligro de la Unesco: los cascos viejos de Alepo, Damasco y Busra, las ruinas de Palmira, el Crac de los Caballeros y las aldeas antiguas del norte.

El 20 de mayo, Palmira fue tomada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que en el pasado ha destruido enclaves arqueológicos en Irak, aunque las autoridades sirias por el momento no han constatado daños en sus ruinas grecorromanas.