Moneda de bronce de 1943
Moneda de bronce de 1943 - HERITAGE AUCTIONS

El penique que ha sacado a la luz «el error de acuñado de moneda más famoso del mundo»

Se trata de un raro ejemplar en bronce de 1943 cuya existencia la casa de la moneda americana ha tardado décadas en reconocer

Actualizado:

En 1947 Don Lutes Jr., un chico de 16 años, esperaba con la mano tendida el cambio de su almuerzo en la cafetería de la escuela. Cómo se iba a imaginar que, setenta años después, aquel puñado de peniques iba a valer cientos de miles -sino millones- de dólares. Por si fuera poco, una de aquellas monedas está siendo objeto de estudio porque los especialistas de Heritage Auctions creen que puede tener «el error más famoso del mundo».

En 1943, cuando se estaba gestando la II Guerra Mundial, el bronce era un metal estratégico, utilizado para las cubiertas de proyectiles, cables telefónicos y otra serie de material de guerra. Para racionarlo, el Departamento del Tesoro americano autorizaba que se acuñara las monedas con planchas de acero galvanizado, en lugar de cobre.

De acuerdo con IFL Science, estos denominados «steelies» («steel» significa acero en inglés), estuvieron en circulación a lo largo de los cincuenta y los sesenta, cuando los coleccionistas comenzaron a guardarlos. Pero surgieron los rumores de que se había realizado una partida de peniques de bronce por error, que había sido encubierta por el Gobierno.

Lutes Jr había oído esa historia, pero le habían dicho que era falsa, pero guardó la moneda para su colección. A lo largo de los años, después de muchas indagaciones y tentativas de comprarlo, contactaba con el Departamento del Tesoro, que le decía que la pieza era «fraudulenta» y que todos los peniques de 1943 fueron acuñados en acero galvanizado, sin excepciones.

La verdad acerca de esos accidentales peniques de bronce surgió después, cuando la casa de la moneda estadounidense anunciaba que un pequeño número de planchas de ese metal habían aparecido en las trampillas a finales de 1942 y que habían sido usadas para fabricar peniques sin conocimiento de las autoridades.

Hoy se sabe que existen muy pocos ejemplares de las tres casas de la moneda activas en ese momento. Sin embargo, solo unos pocos peniques legítimos han aparecido en las siete décadas siguientes, entre los que se encuentra el de Don Lutes Jr. (que fallecía el pasado mes de septiembre), que ahora subasta Heritage Auctions con una puja actual de 120.000 dólares, aunque se piensa que puede alcanzar los 200.000 (uno anterior alcanzó la cifra de 1,7 millones de dólares).