Protestas de Amnistía Internacional en Londres contra la venta de armas de Bae Systems a Arabia Saudí
Protestas de Amnistía Internacional en Londres contra la venta de armas de Bae Systems a Arabia Saudí - AI

La industria armamentística retira su patronazgo de un importante festival cultural en Gran Bretaña

Las protestas de varios artistas han obligado a cancelar el convenio de Bae Systems y The Great Exhibition in the North

LONDRESActualizado:

La empresa de referencia en la industria armamentística británica, Bae Systems, ha retirado su apoyo al festival Great Exhibition of the North (Gran Exposición del Norte) reúne durante 11 semanas lo mejor de las artes, la historia y el diseño británicos en una cita a la que la empresa aportaba casi 600.000 euros (500.000 libras). El motivo ha sido la ola de protestas que comenzaron nada más conocerse el acuerdo alcanzado con la marca. Ayer, día 8, la empresa anunció su retirada.

La petición que ha provocado la retirada fue liderada por una «coalición de artistas y trabajadores culturales», que denunciaba a la compañía «que se lucra con las muertes de niños inocentes en Yemen». Entre los clientes de Bae Systems destaca Arabia Saudí, que dirige la coalición contra los rebeldes yemeníes respaldados por Irán.

La pérdida de este mecenazgo pone en riesgo la continuidad del festival y ha provocado la intervención de un ministro del gobierno de Su Majestad, Jake Berry, que ha lamentado las protestas de «un puñado de artistas adictos al subsidio» que han provocado la retirada de Bae Systems.

En efecto, un cantante, un coro y una DJ de la emisora BBC One protagonizaron las protestas que han llevado a esta situación. El citado ministro Berry, ha acusado a los artistas que secundaron la protesta antimilitarista de olvidar que miles de trabajadores de esa industra armamentística pagan sus impuestos y contribuyen también a sostener sus actividades.

La Great Exhibition of the North recibe también cinco millones de libras, casi 6 millones de euros, de inversión pública procedente de la Northern Powerhouse en Gateshead y Newcastle.