Día del Idioma Español: ¿puedo escribir mi nombre como yo quiera?

Cada 23 de abril se celebra el Día de la Lengua Española en las Naciones Unidas

Actualizado:

En febrero del año 2010, el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas aprobó celebrar cada 12 de octubre el Día del Idioma Español. No obstante, la fecha fue cambiada al 23 de abril en honor a Miguel de Cervantes, quien, según la UNESCO, falleció en ese mismo día en el año 1616 (aunque realmente murió el día anterior).

El 23 de abril también suele asociarse al día en el que murió William Shakespeare, pero tampoco es correcto: Inglaterra se regía en la época por el calendario juliano, desfasado en varios días respecto al gregoriano, el que se usaba en España. De este modo, la muerte de Shakespeare habría tenido lugar realmente a comienzos del mes de mayo.

Lo que sí coincide plenamente en España cada 23 de abril es el Día del Libro. Así, en paralelo, el Día del Idioma Español reivindica la historia, la cultura y el uso del español como idioma oficial.

En este aspecto, y con la ayuda del libro « Las 100 dudas más frecuentes del español», vamos a responder a una cuestión sobre el idioma: ¿Puedo escribir mi nombre como yo quiera?».

«No exactamente», aclara el manual. «A los nombres propios se les aplican las mismas reglas de ortografía que al resto de palabras del español, tanto en la acentuación como en las letras que los componen».

La idea de que "los nombres propios no tienen ortografía" responde, según el libro, «al hecho de que los nombres de persona pueden plasmarse con una forma ortográfica determinada cuando se inscriben en el registro civil». Por ejemplo, 'Helena' y 'Elena'.

«Respecto a la acentuación, por su caracter discriminatorio, si alguien decidiera escribir su apellido como Gonzalez (sin tilde), deberá asumir que los demás lo pronuncien como palabra aguda (Gonzaléz).

Incorrecto: Mi nombre es Ana Maria Gonzalez / Correcto: Mi nombre es Ana María González.