Descubren la misa cantada más grande del Barroco español

Gracias a las «aceptables» condiciones en las que se ha conservado este manuscrito desde el siglo XVIII, la musicóloga Inmaculada Dolón ha podido realizar una transcripción y análisis del mismo

Actualizado:

La Universidad Internacional de Valencia, a través de un trabajo liderado por la profesora del Conservatorio Superior de Música Óscar Esplá de Alicante Inmaculada Dolón, ha hallado en la Catedral de Orihuela la que podría ser la misa cantada más grande compuesta en la música Barroca española.

Gracias a las «aceptables» condiciones en las que se ha conservado este manuscrito desde el siglo XVIII, la musicóloga ha podido realizar una transcripción y análisis del mismo, según han informado fuentes de la Diócesis de Orihuela-Alicante.

Así, tras estudiar el género multicoral en España, y más concretamente en el reino de Valencia entre los siglos XVII y XVIII, ha concluido que podría ser la misa compuesta a mayor número de voces y coros que se conozca hasta el momento en la música Barroca española. En concreto, consta de 19 voces, distribuidas en cinco coros, acompañadas de órgano y arpa cifrada.

Es una obra de Mathias Navarro, un importante músico ilicitano que ejerció su magisterio en la capilla musical de Elche entre 1686 y 1692, aunque pasó la mayor parte de su vida como maestro de capilla de la Catedral de Orihuela, donde permaneció desde 1692 hasta la fecha de su fallecimiento en 1727.

La investigadora Inmaculada Dolón ha tratado de ir un paso más allá y en su trabajo se plantea cuál podría ser la finalidad para la que fue compuesta esta misa. Busca así entender mejor la composición, los recursos utilizados en ella y la motivación que llevó a su autor a embarcarse en una empresa tan enorme.

La investigadora ha comprobado a lo largo de este estudio cómo el elevado número, tanto de voces como de distribución en cinco coros de esta misa, no solo no era habitual, sino que no ha podido encontrar ni un solo ejemplo similar hasta el momento entre los grandes maestros de la Capilla Real en la España de los Austrias, a lo largo de los siglos XVII Y XVIII.

Esto le lleva a la conclusión de que en la capilla musical ilicitana, mucho más austera y con un número más reducido de músicos profesionales, no sería factible la interpretación litúrgica de esta misa. La producción musical de Navarro es de las más amplias del archivo catedralicio de Orihuela, pero ninguna llega a las dimensiones de ésta.