Ultima Thule, el «fósil» espacial más lejano jamás conocido

Actualizado:

Cuando la NASA lanzó la sonda «New Horizons», en enero de 2006, Plutón era considerado como un planeta y ningún ser humano había visto nunca más que un puñado de píxeles de su superficie. Pero esta sonda viajó durante nueve años y, el 14 julio de 2015, pasó por la cercanía del ya considerado como planeta enano. La nave se afanó en hacer el máximo número de fotografías y mediciones posibles y así reveló que Plutón es un mundo complejo, con calor interno, cubierto por glaciares y con una fina atmósfera.

Puedes leer la historia completa aquí