Hay una partícula que es a su vez su propia antipartícula
Hay una partícula que es a su vez su propia antipartícula - Archivo

Las seis noticias científicas más sorprendentes de la semana

El hallazgo del fermión de Majorana, la expedición al continente sumergido de Zelandia y misteriosas señales de radio, entre lo más interesante

ABC.es
MadridActualizado:
123456
  1. Hallan la «partícula ángel»

    Hay una partícula que es a su vez su propia antipartícula
    Hay una partícula que es a su vez su propia antipartícula - Archivo

    En 1928, el físico Paul Dirac hizo una extrordinaria predicción: todas y cada una de las partículas fundamentales del Universo tienen una "antipartícula", un gemelo idéntico a ellas pero con carga eléctrica opuesta. De forma que, cuando una partícula se encuentra con su antipartícula, ambas se aniquilan, produciendo un breve destello de energía. Apenas unos años después, se descubrió la primera antipartícula de antimateria, el positrón (opuesta al electrón), y la antimateria pasó rápidamente a formar parte de la cultura popular.

    Sin embargo, en 1937, otro físico brillante, Ettore Majorana, dio un nuevo giro a la situación al prededir que en el caso de las partículas conocidas como fermiones (entre las que se incluye el protón, el neutrón, el electrón, el neutrino y el quark), deberían existir partículas que fueran, además, sus propias antipartículas.

    Ahora, ochenta años después, un equipo de físicos ha logrado encontrar la primera evidencia de que los "fermiones de Mejorana" existen realmente. Sigue leyendo...

  2. La expedición a Zelandia

    lrededor de Nueva Zelanda hay una masa de corteza terrestre de la mitad del tamaño de Australia. Es el continente llamado Zelandia, y lo que lo hace diferente de otros es que más del 90% de su territorio está sumergido. Esto es lo que creen un grupo de geólogos, que en febrero anunciaron su particular hipótesis y que ahora van a embarcarse en una expedición de perforación oceánica decididos a desentrañar los secretos de ese continente oculto. Sigue leyendo...

  3. Las partículas que viajan hacia atrás

    La mecánica cuántica es el conjunto de normas que rige el comportamiento de las cosas pequeñas, como las moléculas, los átomos y las partículas subatómicas. Y tiene sus propias leyes físicas, reglas que muchas veces contradicen el mundo a la escala que conocemos, el macroscópico. En la escala de lo infinitamente pequeño, cualquier objeto o ser vivo se compone de un conjunto más o menos numeroso de partículas. Y esas partículas, por separado, son capaces de hacer cosas extraordinarias, como aparecer y desaparecer a voluntad, estar en varios lugares al mismo tiempo, comunicarse de forma instantánea o, incluso, viajar adelante y atrás en el tiempo.

    Ahora, matemáticos de las universidades de York, Munich y Cardiff han identificado otra propiedad única de las partículas del mundo cuántico: pueden moverse en sentido opuesto a la dirección en la que se están empujando. Sigue leyendo...

  4. El lento Tiranosaurio rex

    Posiblemente recuerda la escena. Un feroz Tiranosaurio rex persigue sin descanso el vehículo 4x4 en cuya parte trasera se sienta un herido y aterrorizado Jeff Goldblum. La famosa persecución añadía emoción a la película Jurassic Park al tiempo que contribuía con un nuevo elemento al imaginario sobre estas bestias, pero Steven Spielberg pudo cometer un fallo garrafal. Según una nueva investigación de la Universidad de Manchester, el T. rex no podía haberse entregado a semejante carrera, debido a que su tamaño y su peso le impedían moverse a alta velocidad. Los huesos de sus patas se habrían roto, doblados bajo su propio peso. Sigue leyendo...

  5. Desbordados por el plástico

    Un planeta de plástico. Botellas, juguetes, electrodomésticos, bolígrafos, bolsas, embalajes... La humanidad ha creado unos 8.300 millones de toneladas de este material desde que su producción a gran escala comenzara hace no tanto, a principios de la década de los 50. Su peso equivale al de 822.000 construcciones como la Torre Eiffel de París, 25.000 edificios Empire State de Nueva York o mil millones de elefantes. La mayor parte de estos plásticos se encuentra en vertederos o, por desgracia, en el medio ambiente natural, según un estudio dirigido por un equipo de científicos de la Universidad de Georgia, la de California en Santa Barbara y la Asociación de Educación del Mar (EE.UU.). Sigue leyendo...

  6. Misteriosas señales desde Ross 128

    La historia parece repetirse una y otra vez. Un equipo de investigadores (del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico) ha vuelto a detectar, en efecto, una "extraña señal de radio" procedente del espacio. La fuente, en esta ocasión, es la estrella Ross 128, una enana roja que se encuentra apenas a 11 años luz de distancia. Los científicos tratan de buscar una explicación, incluso han conseguido más tiempo de observación con el gran telescopio para llevar a cabo la tarea. Es pronto, aseguran, para decir que la emisión sea intencionada y proceda de una inteligencia extraterrestre. Aunque nadie se atreve a descartar la posibilidad. Sigue leyendo...