Algunas de las misiones que serán cruciales en 2018
Algunas de las misiones que serán cruciales en 2018 - NASA

¿Qué es lo próximo? Las misiones con las que la NASA explorará el espacio en 2018

El año estará marcado por el vuelo de astronautas, un aterrizaje en Marte y la llegada a un asteroide. También se lanzará una importante misión al Sol

MADRIDActualizado:

El año 2017 ha sido importante para la carrera espacial. Ha estado marcado por la despedida de la misión Cassini, que durante 13 años estuvo explorando el planeta Saturno, sus anillos y sus lunas. En ese tiempo, las compañías privadas Space X y Blue Origin han hecho importantes avances en la utilización de cohetes reutilizables y, en diciembre, Donald Trump firmó la «Space Directive 1» para ordenar el retorno de los astronautas estadounidenses a la superficie de la Luna.

Si algo es seguro, es que la exploración espacial seguirá adelante en 2018. En un vídeo, la NASA ha adelantado cuáles son las misiones e hitos que se deben esperar próximamente. Todo apunta a que 2018 estará marcado por la llegada de robots a Marte y al asteroide Bennu. También podrían realizarse importantes vuelos de astronautas a la órbita de la Tierra o incluso más allá. Parece ser que nuevos satélites se dedicarán a la búsqueda de exoplanetas.

Una de los próximos hitos más importantes será el lanzamiento de la misión «InSight» (de «Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport»), en mayo de 2018. Esta misión, que forma parte del programa «Discovery» de la NASA para explorar el Sistema Solar, tiene como finalidad aterrizar una sonda para analizar el interior del planeta Marte. Está previsto que «InSight» ayude a comprender mejor los procesos de formación de planetas rocosos (como la Tierra) y el interior del Planeta Rojo. La sonda tratará de conseguirlo a través de mediciones de sismología, temperatura y de resistencia de los materiales. Pero la larga distancia que hay hasta Marte, y que dificulta las próximas misiones tripuladas allí, hará que sea necesario esperar hasta noviembre de 2018 para que la sonda llegue a la superficie.

Un retraso ha impedido que 2018 sea el año en que se lance al sustituto del famoso telescopio espacial Hubble. Pero el año que viene será el que asegurará poner a punto todo lo necesario para lanzar al potentísimo «James Webb Space Telescope» (JWST), un mastodonte que tendrá un espejo de 6,5 metros de diámetro en el espacio y que se convertirá en el buque insignia de los telescopios espaciales. Sus potentes sensores le permitirán estudiar las primeras galaxias aparecidas tras el Big Bang, las atmósferas de exoplanetas o las nubes de polvo donde se forman nuevos sistemas solares, con una sensibilidad sin precedentes. Todo esto será fundamental para que la ciencia siga avanzando las próximas décadas en campos tan diversos como el estudio de los orígenes y la evolución de las galaxias, o en la búsqueda de lugares donde podría existir vida.

Por último, en 2018 se seguirá avanzando en la investigación de hábitats, cohetes y naves para mandar hombres a la Luna y más allá, pero será también la fecha en que los astronautas cumplirán los 18 años de trabajo en la Estación Espacial Internacional (ISS), un laboratorio orbital suspendido a 400 kilómetros de altura y donde se han llevado a cabo al menos 2.100 investigaciones científicas y tecnológicas en campos como la Biología, la Ciencia de la Tierra, la Fisiología, la Física y la Tecnología, siempre en condiciones de microgravedad.