Millones de bolas negras cubren un embalse de Los Ángeles
Millones de bolas negras cubren un embalse de Los Ángeles - Veritasium / YouTube

¿Por qué han cubierto un embalse de Los Ángeles con 96 millones de bolas negras?

Las conocidas como «shade balls», usadas desde hace años, tienen dos importantes funciones en el agua

Actualizado:

En 2015, las autoridades de Los Ángeles (California) decidieron cubrir con millones de bolas de plástico de color negro uno de los principales embalses de agua potable de la ciudad. La llamativa escena bien podría emular un parque de bolas acuático gigante, pero el fin es puramente medioambiental.

Derek Muller, físico, divulgador y creador del canal de YouTube «Veritasium», ha publicado un vídeo explicando la ciencia detrás de estas bolas negras, que se ha viralizado en una semana superando las 28 millones de visualizaciones.

Lo que hizo Muller fue coger un pequeño barco y, con la ayuda de expertos, explicar qué función tienen. En este caso, dos.

La primera: evitar la evaporación del agua. Lo que hacen las «shades balls», como su nombre indica, es ofrecer sombra, ayudando a descender la temperatura del agua e impidiendo su evaporación ante altas temperaturas o en largos periodos de sequía.

Sin embargo, esta no es su principal función. Según la explicación de Muller, la importancia de estas bolas, que tienen un diámetro de unos 10 cm y contienen unos 210 ml de agua, tiene relación con el bromuro, una sustancia natural que se encuentra en el agua salada.

El bromuro, por sí mismo, resulta inofensivo. El problema surge cuando se trata el agua del embalse, que provee a miles de casas de Los Ángeles, con ozono. Cuando el bromuro contacta con el ozono se transforma en bromato, una sustancia peligrosa y cancerígena.

Las autoridades sanitarias limitaron a 10 microgramos por litro la cantidad máxima de bromato que podía contener el agua; no obstante, una serie de informes detectaron altas concentraciones de la sustancia, superando los 30 microgramos por litro, en algunos hogares dependientes del embalse.

¿Por qué? Por el sol. El cloro del agua, sumado al bromuro y al ozono procedente de la luz solar elevaban los niveles de bromato. Así que la razón principal por la que se usan millones de bolas tintadas de negro en un embalse de Estados Unidos es para bloquear la entrada de la luz solar en el agua.