Belen Diaz/De San Bernardo

Fashion Week MadridEl jardín del Edén de Ailanto

Los hermanos Muñoz juegan con las veladuras en su nueva colección, donde los estampados en vestidos vaporosos siguen siendo la estrella

Actualizado:

Cuando la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid encara su recta final, último día de la 68 edición de esta pasarela, la tónica de público para este primer desfile es la misma de días anteriores: escaso. Pero como el día es prometedor, se esperaban muy bunas propuestas, seguro que la gente se anima a venir.

Iñaki y Aitor, los hermanos responsables de la firma Ailanto, afrontan esta colección como ellos saben hacerlo, dando todo el valor a sus estampados. Aunque suene repetitivo, son los maestros del estampado. Sus estudios de Bella Artes y el amor por la naturaleza les lleva de nuevo a crear unas telas que reflejan la naturaleza en estado puro. Inspirado en la joyera Rene Lalique, que convirtió el cristal en joyas de lujo, en los estampados de los hermanos Muñoz se pueden ver esas joyas rodeadas de flores.

Creo recordar que han sido dos diseñadores que han llamado a su desfile Jardín, pero el jardín más florido lo puso sobre la pasarela la firma Ailanto. Y en ese jardín del Edén, de la desnudez y transparencias de las primeras salidas, pasamos a vestidos igual de vaporosos, pero que se van velando con la superposición de prendas. Al igual que el estampado, se desdibuja con la superposición de organzas.

El estampado se ha podido apreciar, pese a las veladuras, con gran detalle porque no han abusado de la superposición como en otras ocasiones. Ha sido, como ellos mismos matizaban antes del desfile: «Unas prendas más livianas. Con colores más terciarios. Todo más sutil».

Las propuestas sobre pasarela, aunque fuera el vestido la estrella, fueron sucediéndose trajes chaqueta, faldas rectas, monos… Adornados algunos looks, de forma muy original, por sobreros con velo, en una colaboración con Mariana Barturen.