La Sierra de Cádiz reúne todos los atractivos turísticos para unas vacaciones
La Sierra de Cádiz reúne todos los atractivos turísticos para unas vacaciones - Diputación de Cádiz
TOP TURISMO

Diez planes por la Sierra de Cádiz para el 28 F

Hacer pan en un molino antiguo, visitar castillos, hacer queso en familia o dormir en un vagón de tren, son algunas opciones para el Día de Andalucía

CádizActualizado:

La Sierra de Cádiz se ha convertido en una alternativa turística interesante en cualquier época del año. En pareja, en familia o con un grupo de amigos. Para un fin de semana, puentes o estancias más prolongadas. Todo vale. La montaña y los pueblos blancos gaditanos se adaptan a todos los perfiles de turistas y viajeros y sigue escalando posiciones como destino ideal para una escapada por la provincia gaditana.

Naturaleza, gastronomía, cultura y costumbres son sus principales argumentos. Si aun no tienes plan para el Día de Andalucía, estos son algunos planes para hacer algo diferente el 28 de febrero, Día de Andalucía. O cualquier otro fin de semana del año si la lluvia arrecia.

12345678910
  1. Ruta de los Pueblos Blancos

    La Ruta de los Pueblos Blancos aglutina 19 pueblos encalados diseminados por la serranía gaditana
    La Ruta de los Pueblos Blancos aglutina 19 pueblos encalados diseminados por la serranía gaditana - Diputación de Cádiz

    Pocas personas no han escuchado hablar de la ruta de los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz. Arcos, Grazalema, Setenil de las Bodegas, El Bosque, Olvera. Zahara de la Sierra. Así hasta 19 poblaciones con encanto y el común denominador de sus casas encaladas desaparramadas sobre un valle o una montaña y con marcado carácter andalusí.

    La cercanía una de otra permite, incluso, visitar más de un pueblo en una misma jornada. Grazalema, Zahara de la Sierra y Setenil son algunas de las localidades que más turistas reciben pero cada una de las 19 tiene su atractivo y sello de distinción.

    Toda la Sierra es propicia para realizar senderismo, deportes de turismo activo y disfrutar de una gastronomía rica en carnes de caza, y vinos, quesos y aceites de oliva autóctonos de la zona. Entre los platos típicos de la Sierra están los espárragos, las tagarninas, las sopas de ajo y de tomate, las sopas cortijeras, la alboronía, las cabrillas, el lomo en manteca, el pollo de campo... y un largo etcétera que es mejor descubrir sentados a la mesa.

  2. Museo de la piel de Ubrique

    Ubrique cuenta con 25 talleres de marroquinería
    Ubrique cuenta con 25 talleres de marroquinería - Diputación de Cádiz

    En este pueblo serrano la marroquinería forma parte de su cultura y su historia, no en vano, aquí se encuentra el Museo de la Piel de Ubrique. En sus instalaciones se puede conocer la evolución que ha tenido a lo largo de los siglos las distintas máquinas usadas en el proceso de fabricación de artículos de piel. También encontramos una réplica de un taller marroquinero, al que pueden los visitantes pueden entrar y aprender a hacer 'precisos', nombre que recibe la pequeña bolsa de cuero envuelta por una correa que era usada antiguamente por arrieros para guardar sus avíos, y que son consideradas germen de la fabricación actual de artículos de piel.

    La fabricación manual de productos de piel de Ubrique tiene un nombre no sólo en la Sierra de Cádiz sino también en los escaparates de boutiques de capitales europeas como Madrid, Londres o París. La concentración marroquinera de Ubrique es tal que su fama ha trascendido de la industria de la piel a la moda y al turismo y cada vez más turistas acuden para comprar artículos en piel y a conocer cómo se fabrican.

    Sólo en Ubrique hay 25 talleres de fabricación de artículos de piel, detrás de los cuales están las manos artesanas de prestigiosas firmas de artículos de lujo del sector.

  3. La fábrica textil más antigua de España, en Grazalema

    Las mantas artesanales son típicas de Grazalema
    Las mantas artesanales son típicas de Grazalema - Diputación de Cádiz

    La fábrica textil más antigua de España está en Grazalema y las mantas artesanas son el principal artículo de producción y comercialización. Consta de dos naves. La más moderna alberga la fabricación actual (mantas, bufandas y ponchos sobre todo) y la otra, del siglo XIX, acoge el museo de Artesanía textil de Grazalema. Esta segunda es visitable y en ella se puede ver una exposición de maquinaria antigua que comprende todo el proceso de fabricación de antaño.

    La visita a la nave museo es gratuita y no es necesario pedir cita previa para grupos reducidos. La duración de la visita es de unos 15 minutos y el horario de apertura de lunes a jueves de 8 a 14 y de 15 a 18.30 horas. Los viernes está abierta de 8 a 14 horas. Sábados, domingos y festivos, cierra.

    www.mantasdegrazalema.com / 34 956 132 008

  4. Hacer queso artesano de cabra payoya

    Taller de elaboración de queso artesano
    Taller de elaboración de queso artesano - Museo El Bosqueño

    ElMuseo del Queso de 'El Bosqueño' (956716156) está abierto a visitas guiadas que incluyen taller de elaboración de quesos y cata degustación para familias, colegios u otros grupos interesados en aprender el proceso de elaboración de los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz.

    El queso de cabra payoya tiene en su haber numerosos premios internacionales. Está elaborado de forma artesanal a partir de leche de la cabra payoya, una cabra autóctona de la Sierra de Cádiz, única por su morfología, crianza y sabor de la leche.

    Este museo cuenta con tienda para la venta de queso y también es posible comprar queso de cabra payoya en queserías de Arcos, Villaluenga, Grazalema, Villamartín o Alcalá de los Gazules, ya en la Janda, entre otras poblaciones gaditanas.

  5. 36 km de bici por la Vía Verde

    Uno de los túneles de la Vía Verde de la Sierra
    Uno de los túneles de la Vía Verde de la Sierra - LA VOZ

    En 2009 se convirtió en la mejor Vía Verde de Europa. Discurre por el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen, de cuyo primitivo proyecto en la actualidad y adaptados al uso de vía verde hay 36,5 kilómetros que unen las localidades de Puerto Serrano y Olvera. El trazado de la Vía verde pasa por 30 túneles, cuatro viaductos y cinco antiguas estaciones de trenes de las cuales tres (las de Puerto Serrano, Olvera y Coripe) ofrecen servicios de restauración y alojamiento que incluye propuestas muy originales como apartamentos en vagones de tren acondicionados. También vale la pena cruzar alguno de sus viaductos por las impresionantes vistas.

    La Vía Verde de la Sierra es un itinerario muy atractivo para hacer senderismo, montar en bici o contemplar árboles tan emblemáticos como el 'Chaparro de la Vega', una encina de más de 700 años con más de 13 metros de altura, declarado monumento natural de Andalucía.

    El Centro de Interpretación 'Vía Verde de la Sierra' (L-V-S y D, de 9 a 17 horas) está ubicado junto a la estación de Olvera y su contenido expositivo -e interactivo- explica todo lo necesario para saber cómo disfrutar de la Vía verde y no perderse las principales experiencias de la ruta.

    www.fundacionviaverdedelasierra.es / 956136372

  6. Hacer pan de pueblo en un horno antiguo

    El interior del Museo El molino abajo guarda aperos de labranza antiguos
    El interior del Museo El molino abajo guarda aperos de labranza antiguos - Diputación

    En El Bosque está el Museo 'El molino de abajo', donde ofrecen talleres prácticos para enseñar a elaborar pan de pueblo, desde la molienda del trigo hasta la cocción de la masa. También muestran el funcionamiento del molino hidráulico, del que mantienen su estructura original y con el que llevan haciendo pan artesanal desde el siglo XVIII.

    Las instalaciones del molino la forma una nave rectangular de unos 80 metros cuadrados. Cinco bóvedas de crucería forman el techo. Anexo al molino están la panadería y los almacenes de trigo y harina. La panadería ocupa una nave de 70 metros cuadrados. El agua mueve una turbina de eje horizontal que a través de un sistema de correas mueve la maquinaria de la panadería. De forma análoga funciona el molino harinero. En el extremo opuesto de la panadería hay un horno antiguo de cinco metros de diámetro interior y una gran bóveda de ladrillo

    www.elmolinodeabajo.com/ 658845761

  7. Ruta por los castillos

    Castillo de Olvera.
    Castillo de Olvera. - Diputación de Cádiz

    Castillo de Zahara de la Sierra: es un castillo de época nazarí. Se conservan algunos lienzos de la muralla y la torre del homenaje, desde se puede ver una vista impresionante de la localidad. Fue declarado patrimonio de la humanidad en 1993 y constituye uno de los principales atractivos turísticos enfocado a todo tipo de público.

    Castillo de Olvera: Fue construido a finales del siglo XII como parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. Aunque de origen constructivo árabe, en la actualidad tiene rasgos cristianos en la misma como consecuencia de las sucesivas remodelaciones que sufrió la fortaleza desde su conquista por pahrte de las tropas castellanas. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985 como arquitectura defensiva.

    Castillo de Matrera: situado en Villamartín, está construido a más de 500 metros de altura sobre el Cerro Pajarete. Ha sido polémico en los últimos años por su restauración, poco asimilable a su aspecto original.

    Castillo de Fatetar en Espera: ubicado en la zona más alta del pueblo de Espera, en el monte Fatetar, muchas fuentes apuntan a que fue mandado construir por Abderraman III en el año 914. Tiene forma romboidal y en la actualidad conserva su torre del homenaje y restos de sus murallas. Se puede acceder a la fortaleza desde el pueblo, por una calle empinada que lleva directo al castillo. Está declarado Bien de Interés Cultural.

    Castillo de Arcos: Se encuentra ubicado en el casco histórico y su silueta corona el pueblo, ubicado sobre una peñón, junto a la basílica menor de Santa María de la Asunción. Fue alcázar militar en el periodo musulmán pero fue sometido a reformas durante la ocupación cristiana, en los siglos XIV y XV. Está compuesto de cuatro torres almenadas y está protegido con declaración BIC.

    Castillo de Tavizna en Benaocaz: Esta construcción militar de la época nazaría se enclava en la cima de un cerro sobre el río Tavizna. A día de hoy su estado de conservación es deficiente pero evoca lo que el pasado fue como edificación defensiva.

    Castillo de Setenil: Situado en la parte más alta, dentro del casco urbano del pueblo, junto a la iglesia Nuestra Señora de la Encarnación. Se puede llegar con facilidad a través de la oficina de turismo del Ayuntamiento. El torreón fue construido durante la ocupación árabe. Su ocupación fue complicada y las tropas de los Reyes Católicos consiguieron dominar la villa tras siete intentos.

    Castillo de Torre Alháquime: De estilo nazarí, sólo queda en pie parte de su muro. Fue destruido hace un siglo. Dentro del recinto amurallado se construyó un cementerio que en la actualidad no está en uso. Desde la fortaleza se otean bonitas vistas de la zona.

  8. Quesos (y besos)

    Las cabras payoyas son autóctonas de la Sierra gaditana
    Las cabras payoyas son autóctonas de la Sierra gaditana - S.C.

    Los quesos artesanos de cabra payoya se han consolidado en los últimos años en un atractivo turístico además de en una industria y un reclamo gastronómico al alza. En la provincia hay quince queserías que elaboran sus productos con leche de cabra payoya, autóctona de la zona.

    Una alternativa interesante es visitar alguna quesería y hacer una degustación de quesos. Hay muchas variedades: curado, ecológico, curado en aceite, curado al pimentón y al pimentón picante, emborrao, etc, todos ellos premiados en distintos certámenes nacionales e internacionales.

    La ruta de los quesos podría comenzar en Arcos. Allí están los quesos La Cabra Verde, de cabra payoya de crianza ecológica. En El Bosque encontramos la quesería El Bosqueño, que produce quesos hechos con leche de oveja merina de Grazalema y de cabra payoya y cuenta con prestigiosos premios internacionales. Cerca de allí se sitúa Grazalema, donde además de queserías hay diversos lugares donde hacer actividades en torno al queso.

    Los quesos, como besos, sientan bien y más si son elaborados siguiendo un proceso artesanal con la leche de gran calidad de las codiciadas en el mercado internacional cabras payoyas.

  9. Ruta de los bandoleros

    El recorrido de la ruta de los bandoleros comienza en Setenil
    El recorrido de la ruta de los bandoleros comienza en Setenil - LA VOZ

    Promocionada en los últimos años por el Patronato de Turismo de la Diputación, esta leyenda romántica es hoy un atractivo turístico de la provincia. El recorrido de esta ruta discurre por casas de campo, cortijos y bosques de encinas y alcornoques, que ponen la nota romántica a la historia de los bandoleros que vivían en la provincia.

    Por sus márgenes discurre la ribera del río Guadalporcún desde su nacimiento, y el yacimiento arqueológico y las ruinas romanas de Acinipo, al final del trayecto. A lo largo del itinerario hay diversos senderos por los que se llegan a los bosques de encinas y otros caminos que en su tiempo fueron vías de comunicación con el municipio malagueño de Ronda.

    La ruta, que está señalizada, comienza junto al colegio El Almendral de Setenil de las Bodegas, al que se accede desde la carretera CA-9113. La longitud de la ruta es de 10,5 kilómetros, la duración aproximada 4 horas y el nivel de dificultad medio.

  10. El pueblo abrigado por la roca

    Setenil de las bodegas se caracteriza por su casco urbano encajado en la roca
    Setenil de las bodegas se caracteriza por su casco urbano encajado en la roca - Diputación de Cádiz

    Setenil de las bodegas sobrecoge en positivo y por varios motivos. Primero, por su entramado urbano, declarado Conjunto Histórico, con las casas bajo la roca, sobre estas o dentro de ellas. Como lo definió Caballero Bonald, Setenil es un 'sobresalto geológico'.

    Segundo por su historia, su nombre procede del latín Septem-Nihil, que significa 'Siete veces nada', que corresponde al número de veces que los cristianos intentaron conquistarla a los árabes de manera infructuosa. Y tercero, por sus monumentos (iglesia de la Encarnación y un castillo nazarí de imperdible visita) y las posibilidades gastronómicas, entre las que se incluye, degustar una exquisita gastronomía al aire libre... pero cubierto por una nube de rocas.