La jura de bandera ha estado marcada por la intensa lluvia y el viento. - LA VOZ
JURA DE BANDERA

«Soy soldado de España y me siento orgulloso de servir a mi patria»

Más de 3.000 personas han acudido a la jura de bandera en el acuartelamiento de Camposoto de 672 nuevos soldados

San FernandoActualizado:

Llegaron al Centro de Formación de Tropa número 2 (CEFOT 2) del Ejército de Tierra, en el acuartelamiento de Camposoto, en San Fernando, a principios del mes de enero. Este sábado, al finalizar la Fase de Formación Militar General, han jurado Bandera y, como testigos, más de 3.000 personas entre familiares, amigos y vecinos de La Isla.

Se convierten así en soldados alumnos que, durante los próximos dos meses, realizarán la Fase de Formación Militar Específica, tras lo que pasarán a ocupar sus destinos en los diversos centros del Ejército por toda España.

No todos lo han conseguido, de los 699 jóvenes que comenzaron esta incorporación a la vida militar, este sábado, bajo la lluvia torrencial que caía en La Isla, que ya sufre los estragos de la borrasca Félix, 672 aspirantes a militar profesional de tropa del segundo ciclo de la convocatoria del 2017 han aguantado impertérritos.

Como les ha dicho el director accidental del CEFOT 2, el teniente coronel Jaime Mora-Figueroa Silos (el coronel director se encuentra en Madrid realizando el curso de ascenso a general), durante estos meses «habéis trabajado duro, os habéis mojado, habéis pasado frío y calor y, además, habéis descubierto el verdadero significado de la palabra compañerismo».

Este acto de jura de bandera, culminación de la Fase de Formación General de los futuros soldados del Ejército español, ha comenzado con la incorporación a la formación de las tres banderas que han besado los alumnos: la del CEFOT 2, la de la brigada ‘Almogávares’ VI de Paracaidistas y la del Regimiento de Artillería de Costa número 4 (RACTA 4). La fuerza, al mando del comandante José Manuel Rodríguez Arroyo, jefe del Batallón de Alumnos, ha estado compuesta por una escuadra de gastadores, la Unidad de Música del Cuartel General de la Fuerza Terrestre y las tres compañías de alumnos (entre ellos 54 mujeres).

Una celebración a la que han asistido diversas autoridades entre ellos la secretaria general de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, Mirella Riveros Jimenez; el Presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos 'Isla de León', Antonio Romero y representantes de varias asociaciones de vecinos colindantes con el acuartelamiento, mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y locales, así como una representación de Unidades de la Armada, Infantería de Marina y de otras unidades del Ejército de Tierra. Ha llamado la atención que el acto no ha contado con ninguna representación del consistorio isleño.

Tras el correspondiente «¡Viva España!» y el himno nacional, el general de brigada Miguel García García de las Hijas, subdirector de Instrucción, Adiestramiento y Evaluación, que ha presidido el acto, ha pasado revista a las tropas. Seguidamente, como homenaje y reconocimiento a todas las madres de los futuros soldados, una de las progenitoras de éstos ha recibido un ramo de flores de manos del teniente coronel Mora-Figueroa.

El camino del compromiso

Después ha llegado el turno de la jura de bandera propiamente dicha. El director accidental de CEFOT 2 les ha realizado a los futuros soldados las preguntas consabidas en estos casos. A saber, «¿juráis por vuestra conciencia y honor guardar y hacer guardar la Constitución, con lealtad al rey?» y «si preciso fuera, entregar vuestra vida por España». Y ellos no han dudado: «¡Sí, juramos!». Juramento que han sellado con el beso a la Bandera.

Finalizado el desfile con la insignia nacional, el comandante José Manuel Rodríguez se ha despedido de la misma, ya que pasa a la situación de reserva, tras 40 años en el Ejército. Con la «satisfacción del deber cumplido y del trabajo bien hecho del cual hemos sido testigos los compañeros que hoy le acompañamos», han señalado en su despedida. Asimismo, el número uno de los alumnos, Jonathan López López, ha recibido un diploma acreditativo por su buen desempeño.

«Cuando habéis besado la bandera habéis besado a vuestra patria, a la que habéis jurado defender hasta la muerte», les ha dicho a los futuros soldados el teniente coronel Mora-Figueroa. «Sentíos orgullosos ante vuestra familia, vuestros superiores y la sociedad porque habéis ingresado en esta religión de hombres honrados que es el Ejército», les ha felicitado. Además, ha querido dedicar unas palabras a los familiares, a los que les ha dicho que deben estar tranquilos y orgullosos porque ahora «entregan« a estos jóvenes al Ejército, «confiad, no os preocupéis, estarán bien». Porque estos hombres y mujeres «han elegido el camino del sacrificio y el compromiso». «Españoles como ellos son necesarios ahora más que nunca», ha señalado.

El acto ha finalizado con el homenaje a los caídos por España y la entonación por los 672 nuevos futuros militares profesionales de tropa y marinería del decálogo del soldado, cuyo último artículo reza: «soy soldado de España y me siento orgulloso de servir a mi patria».

Los nuevos soldados han firmado su primer compromiso con las Fuerzas Armadas, marchándose a sus hogares para disfrutar de un permiso. Regresarán a San Fernando el próximo día 18 de marzo, para comenzar con la formación específica de sus especialidades. El día 11 de mayo finalizarán esta fase, dejando el Camposoto para incorporarse a sus unidades de destino.