Javier Cano habla bajo la mirada de la periodista Verónica Sánchez y la socialista María Jesús Castro.
Javier Cano habla bajo la mirada de la periodista Verónica Sánchez y la socialista María Jesús Castro. - C. Cherbuy
Precampaña 28-A

Los militares ponen sobre la mesa el problema de la hoja en blanco

De siempre ha sido un colectivo olvidado y ahora los partidos ya meten en sus programas a las Fuerzas Armadas con las salidas a los 45 años sin certificación como el reto a solucionar

San FernandoActualizado:

Hasta hace relativamente poco a las Fuerzas Armadas los partidos políticos no la tenían en cuenta ni en sus campañas, ni en sus listas ni en sus programas. El colectivo, quizás por ese sentir de falta de derechos tanto laborales como sindicales, siempre había sido marginado en este aspecto, hasta que poco a poco han ido alzando la voz y cada vez son más tenidos en cuenta.

Ya Podemos incluyó a un antiguo Jefe del Estado Mayor de la Defensa en sus listas, Vox presenta a varias personas vinculadas con la Armada como candidatos y la mayoría de los partidos hacen diferentes propuestas para mejorar las condiciones laborales y de calidad de vida de los militares y sobre ello se realizó un debate este miércoles en el Centro de Congresos de San Fernando, que estuvo moderado por la periodista de LA VOZ Verónica Sánchez.

La Asociación de Militares de Tropa y Marinería fue la encargada de realizar este foro en el que se pretendía que los partidos políticos pudieran exponer sus iniciativas de cara a las Fuerzas Armadas así como debatir las soluciones a los problemas a los que se enfrentan laboralmente los militares.

Por parte de Unidas Podemos no pudo acudir nadie mientras que el Partido Popular estuvo representado por María José García Pelayo, el PSOE por María Jesús Castro y Ciudadanos por Javier Cano. Ante una treintena de personas expusieron las diferentes acciones llevadas en los últimos años por cada partido y se encontraron con varias tensiones motivadas por las dificultades de los asuntos sin resolver en los últimos mandatos.

El punto más conflictivo y el que generó mayor enfrentamiento entre los asistentes y los ponentes del debate fue la situación de las personas mayores de 45 años que dejan con «un papel en blanco» el servicio. Según las previsiones más de 50.000 militares tendrán que abandonar las Fuerzas Armadas hasta 2036 por cumplir 45 años, edad límite que marca la ley de la carrera militar para poder continuar como soldado de tropa y marinería si no se asciende o se logra la condición de permanente.

Varios presentes en tal situación recriminaron, especialmente al Partido Popular y al PSOE, el que no se haya hecho nada más que la discusión de una Proposición No de Ley (PNL) «y tras 18 meses no se ha hecho ningún avance» recriminando que las propuestas volviera hacer la creación de esa PNL.

El que más contundente se mostró al respecto fue Javier Cano, que aseguró que entre las medidas de su partido se encuentra la de paralizar la salida de estos militares e incluso permitir la incorporación de aquellos que se hayan salido y quieran ahora volver.

Las salidas a los 45 años fueron legisladas en el año 2006 como solución a la profesionalización de los Ejércitos. Desde entonces el número de militares que iban alcanzando esta edad ha sido escaso, pero durante los próximos años se irá incrementando exponencialmente.

De hecho, otra de las quejas es que la salida de estas personas se realiza con una ‘hoja en blanco’ es decir sin ningún tipo de certificación, lo que complica aún más su inserción en otro puesto de trabajo ya que además de tener una edad que no interesa a las empresas, lo hacen sin ningún tipo de formación certificada por las Fuerzas Armadas.

Los representantes de los partidos expusieron que se trataba de un grave problema al que se debía poner solución y ensalzaron tanto la capacitación de lo militares como la importancia de la labor que realizan.

Equiparación

Otro de los asuntos que se trató fue el de la equiparación de salarios con otros cuerpos de seguridad del estado. Ye s que Los militares también piden subida de salarios tras el anuncio de equiparación a Policía y Guardia Civil un teniente de las Fuerzas Armadas y un teniente de la Guardia Civil tienen más de 4.500 euros anuales de diferencia, pese a que ambos salen de la misma Academia de Zaragoza. En el caso de un cabo primero permanente, la diferencia puede superar los 5.400 euros anuales con sus homólogos de Policía y Guardia Civil.

«Es algo que también se tiene que tratar y buscar la forma de que los salarios sean justos» expuso la socialista María Jesús Castro, mientras que Cano ponía la paradoja de que había «personas que renunciaban a ascensos porque entre traslados y otros gastos perdían dinero».

El modelo de carrera, los reservistas de especialidad disponibilidad así como al conciliación fueron otros de los asuntos que se abordaron en esta mesa de debate.