Uno de los tramos de fango de la carrera Fan Pin Miguel de Cervantes. - C. Cherbuy
SAN FERNANDO

La lucha contra el fango

Un total de 650 personas participan en la cuarta edición de la Fan Pin en las instalaciones del Tercio de Armada

C. Cherbuy
San FernandoActualizado:

Es una prueba extrema que cada vez cuenta con más adeptos y otro año más ha agotado el total de inscripciones. Por lo que 650 personas han sido las que se han retado con el fango en la ya popular Fan Pin Miguel de Cervantes.

El 'Fan' viene del fango y el 'Pin' viene de Pino, ya que la carrera atraviesa la 'Isla de los Pinos' que se encuentra en La Clica del Tercio de Armada. Y la prueba es extrema porque precisamente proviene de un entrenamiento para que los Infantes de Marina sean conscientes de lo que significa la fatiga, cuáles son signos y cómo se puede superar, algo para lo que es fundamental el compañerismo, virtud que también fomenta esta carrera.

Y es que el fango es mucho fango. Todo el que la prueba por primera vez siente la dureza de mediar contra este elemento, que en tramos hace que uno se hunda completamente y más si ya son muchas las personas que han pasado y se encuentra removido.

La prueba consta de ocho kilómetros dividos precisamente en ocho tramos. El primero son algo más de tres kilómetros de tramo urbano, que se realiza por las propias instalaciones del Tercio de Armada, hasta llegar al segundo, donde hay ya que atravesar 150 metros de fango, pero también de agua, elemento que hace que sea más liviano. De esta forma se llega hasta la Isla del Pino que son unos 300 metros de obstáculos y luego cruzan de nuevo el caño de la clica. Queda todavía otro tamo de obstáculos y lo peor, ya que aún faltan por llegar dos kilómetros de puro fago de marisma, sin agua. Es decir sin tramo con posibilidad de nadar o de flotar para atravesarlo.

En este sentido todos avanzan como pueden, desde arrasrándose, hasta tirados de espalda, de rodillas, cayéndose, descansando poco a poco, tres horas tienen para conseguirlo, porque a las tres horas cortan la carrera y recogen a los que no lo han conseguido.

¿Cuánto tardaron los primeros en llegar? Pues lo que suelen tardar los que son expertos en esta materia, unos 50 minutos largos. Y fueron precisamente miembros del Tercio de Armada los que completaron la prueba en ese tiempo.

Eso sí, ninguno acaba limpio, ya que todos terminan con fango por todos lados. Una de las recomendaciones que se hacen es que se lleve tanto zapatos bien agarrados, llegan a ponerse cinta aislante para que no se quede en el fango, como pantalones largos, camiseta larga y guantes para proteger las manos. Y es que debajo del fango nunca se sabe lo que se puede encontrar y se puede acabar arañado por piedras u otros restos y basura que se acumulan en la zona.

A pesar de la dureza y de que muchos se arrepienten nada más pasar la zona de la Isla de los Pinos, cuando todavía quedan los dos kilómetros de fango para terminar la prueba, lo cierto es que cada vez llama más la atención y son muchas personas, de diferentes localidades de España, las que se deciden a hacerla. Es la cuarta edición y ya han acotado la participación a unas 650 personas, agotándose cada vez que se saca la inscripción.

Suele realizarse en octubre, aunque este año se ha adelantado a finales de septiembre y su recaudación, una ez que se quitan gastos de organización y de la compra de la bolsa que se entrega a los corredores, van para asociaciones y entidades sociales de la zona.

Una prueba que es dura, pero que cada año atrae a más personas y que se ha convertido en todo un referente a nivel nacional queriéndose fomentar como uno de los atractivos de San Fernando tanto turístico como a nivel deportivo.