La Feria de San Fernando afronta ya sus últimas horas

Los isleños se reparten entre los que intentan ensalzar la feria y los más críticos

SAN FERNANDOActualizado:

Siempre es una fiesta de contrastes. Es lo que tiene la Feria del Carmen y de la Sal. Pero ya resulta más que preocupante para los isleños el estado en el que se encuentra. Es el año con menos casetas de la historia, el que más concentra las horas de lleno en el recinto (que tan solo abarca de diez y media a dos de la mañana) y el que debe servir de puntos de inflexión. En este sentido es donde se dividen los isleños entre los que consideran que hay margen para la esperanza, de aquellos que creen que faltan soluciones y que si no se realizan medidas urgentes la fiesta corre serio peligro.

Las redes sociales son las que recogen este sentir y se pueden ver en el primer caso comentarios de personas que hablan de que el Día de la Mujer, por ejemplo, ha sido de los mejores del últimos año, que el recinto parece contar con más personas (aunque sea por menos tiempo) y que piden un esfuerzo a los isleños para el fomento de la festividad, intentando delimitar la campaña negativa para dar una mejor imagen, así como pedir un esfuerzo para acudir vestidos con trajes tradicionales, por ejemplo.

Exponen que los conciertos han dado los resultados esperados, sobre todo el de Fran Ocaña el pasado viernes, que desde las casetas se realiza un gran esfuerzo por tener una programación con música en directo, además de los exornos y temáticas de la mayoría.

Aunque para los otros todo ello es un espejismo. De esta manera exponen que a pesar de que el clima es uno de los mejores de los últimos años, porque invita a ir a la feria desde más temprano, se sigue llegando tarde y marchándose demasiado pronto del recinto. Y es que no llega a cuatro horas el margen de tiempo en el que las calles se ven repletas de personas.

Respecto a los conciertos ha comenzado a circular por redes sociales carteles antiguos de actuaciones en la Feria del Carmen y de la Sal, destacando el del último año que se realizó la celebración en el parque Almirante Laulhé, es decir en 1982. Entonces vinieron a actuar artistas de la talla de Rocío Jurado, Juan Pardo, Jarcha o la Orquesta Mondragón. De esta forma, quieren evidenciar que el nivel está lejos del que permitió hacer crecer a la festividad que tuvo que trasladarse ante la falta de espacio.

Al igual hablan de las altas tasas que no permiten sacar margen de beneficio a unas casetas que solo viven media jornada de la fiesta y piden inversión para llegar a un acuerdo con los feriantes y que existan más días dedicado a los menores, como ocurren en otras ferias del entorno, lo que permite que las familias puedan disfrutar más jornadas de la fiesta grande de su ciudad.

También muestran la agenda cultural y de ocio que existen en otras poblaciones y que se han llevado la atención de San Fernando. En especial se señala a Chiclana y su gran apuesta musical, sumada al de hoteles y playas, que hace que los visitantes se queden allí.

Y por otro lado están los que defienden el cambio de fecha de la fiesta, dejando una especie de velada para el Carmen y llevándose la feria a septiembre para evitar las altas temperaturas que merman la posibilidad de ampliar el horario de feria. Exponen que este año, con las bajas temperaturas, se puede ver las posibilidades que ofrece una celebración con un clima más liviano. Un debate que se intensifica por año, pero que sigue chocando ante aquellos que defienden que la Feria tiene que ser la del Carmen y la de la Sal, que es la celebración de la patrona la que da sentido a la fiesta.

Los caballos

Entre las propuestas para intentar ganar jornadas a la noche, se impulsó hace años la recuperación de una jornada dedicada a los caballos. De la mano de la Asociación Hípica de La Isla, se relanzó esta iniciativa y parece que poco a poco se asienta. Junto con la Mujer, es el único día que se puede ver algo de más ambiente en el recinto, si bien la propuesta choca aún con la mayoría de caseteros, que prefieren permanecer cerrados así como con la ausencia de otras iniciativas que completen las que ya ofrece la entidad.

Un año más llevó a gran cantidad de sus socios hasta el recinto de La Magdalena, para que participen en los diferentes concursos que se organizan por parte del colectivo. Así llamó la atención de esta caravana ecuestre a la que todavía le queda margen para poder despegar. Y es que el isleño no vive la feria de día y le cuesta ir al recinto.

Al menos, con esta jornada se ha conseguido ganar una más al día, ya que el compromiso de los socios de la asociación hacen que las calles se llene con el colorido de los trajes de jinetes y amazonas, del engalanado de los caballos y el cuidado de los carruajes.

Un día especial para la entidad que está realizando un gran esfuerzo por intentar recuperar el caballo en una feria, que se vive de noche, cuando los equinos no pueden estar en el ferial.

Día del Carmen

Y entre una cosa y otra este lunes se llega al último día de Feria. Como siempre la celebración pasa demasiado rápido y ya ha consumido sus cinco jornadas de fiesta. Y este año se despide con el Día del Carmen, el que le da sentido y que se llena de actos entre los que destaca la procesión marinera de la Virgen del Carmen de Gallineras, que llegará al recinto sobre las seis y media, así como la salida de la patrona por las calles del centro, con su salida a las ocho de la tarde. Todo ello hasta que se ponga el broche final, con el espectáculo de fuegos artificiales.

El año pasado el fuerte viento de levante no permitió que se pudiera disfrutar de este cierre, pero este año (en el que el levante no ha pisado el recinto) las previsiones son más positivas y se espera que se pueda decir adiós a la Feria como se merece.