Este año la portada ha sido retranqueada unos metros.
Este año la portada ha sido retranqueada unos metros. - C. Cherbuy
FERIA DE SAN FERNANDo 2019

Feria del Carmen y de la polémica

La fiesta comienza envuelta por las críticas de caseteros, de ex miembros de Protección Civil, vecinos y repitiendo la menor cifra de casetas desde que está en La Magdalena

San FernandoActualizado:

Un año más llega la gran fiesta de la ciudad, aunque cada vez lo de 'gran' cuesta más incluirlo. La Feria del Carmen y de la Sal no pasa por su mejor momento y prueba de ello es que por segundo año consecutivo repite el menor número de casetas desde que se instala en La Magdalena, contando tan solo con una treintena de las que diez pertenecen a cofradías y hermandades de la ciudad.

Además, en esta edición la polémica parece rodear el festejo y aún no ha comenzado. En primer lugar fueron las propias hermandades y caseteros los que se quejaron por el estado de las instalaciones y su colocación. Ahora la asociación de ex miembros de protección Civil son los que han denunciado la utilización del personal como "seguridad" para que sea posible la iniciativa de acompañamiento de mujeres, mientras que residentes del lugar protestan por el aumento en dos horas del cierre de las casetas.

El primero de los casos redunda en una queja permanente que el Ayuntamiento pretende cambiar con la reestructuración de La Magdalena que espera sea realidad durante el presente mandato. En cuanto a lo expuesto por Protección Civil, desde la entidad se asegura haber tenido conocieminto del "descontento de una gran parte de los voluntarios" al tener que realizar labores que "no son de su competencia", dejando de realizar aquellas que dan sentido a Protección Civil.

Desde el Ayuntamiento se ha lanzado un servicio de acompañamiento para las mujeres. Aquellas que quieran hacer uso del mismo deben acercarse al puesto de Protección Civil (anexo a la calle Leopoldo Blanco entre la zona de casetas y atracciones infantiles) y solicitar el acompañamiento a pie hasta las bolsas de aparcamiento, o las paradas de buses y taxis. Los taxistas de ehcho se han comprometido a no cobrar el tiempo de espera desde que dejan al cliente y entra en su portal.

"Esta labor de acompañamiento, por así llamarla, choca en el intrusismo profesional con el gremio de Seguridad Privada, además de que puede poner en peligro la integridad de los propios voluntarios, quienes no son policías ni profesionales de la seguridad. No se pretende desde esta Asociación ir en contra de la propuesta de una feria más segura, sino que dicho servicio sea de calidad y no ponga en peligro a ningún voluntario. Da la impresión de que quieren desde el ayuntamiento ahorrarse el coste de la contratación de personal de Seguridad Privada para dar este tipo de servicio, si es que tan preocupados están por la seguridad de la ciudadanía proporciónenlo con personal cualificado y no obligando a voluntarios cuya labor en cualquier caso no es la de dar ese tipo de servicio".

Por otro lado, exponen que no se ha tenido en cuenta el "volumen de peticiones" y temen una "falta de personal", solicitando por tanto que haya una vigilancia e iuminación adecuada en las bolsas de aparcamientos.

La última se encuentra en una dicotomía entre lo que piden los caseteros y los vecinos y la necesidad de conciliar la diversión y el descanso. Habrá que ver si la medida funciona en una feria que no cuenta con jornada de día, por el intenso calor que suele hacer durante las fechas de su celebración. Algo que reduce las horas de ganancia para los hosteleros, que se amplía ahora en dos horas

Menos ruido

Entre las novedades de la Feria se encuentra también que este año habrá una reducción de ruidos y de hecho en primera jornada, que además es la del niño con precio reducido de las atracciones, de nueve de la noche a la medianoche los 'cacharritos' bajarán su volumen para que las personas con espectro autista puedan también disfrutar de la feria. De esta manera, se ha acordado con las entidades que integran a estas personas y gfamiliares que la entrada no se realice por la protada, cuyo alumbrado será a las once de la noche, sino por la calle Ruiz Miguel.

Sea como sea y a pesar de todas las polémicas que cada año suele rodear a la fiesta, la Feria del Carmen y de la Sal vuelve para deleitar durante seis días a los isleños y esperando volver a ser lo que fue, un referente en toda la Bahía.