El buzo isleño 'Fofi' mantiene su lucha contra la administración autonómica después de 25 años

«La Junta de Andalucía cometió irregularidades con mi expediente», denuncia Adolfo Lería Bosh, que atesoraba en un almacén una colección de casi un millar de piezas arqueológicas que le fueron requeridas tras un registro

Actualizado:

El 24 de septiembre de 1991, hace ahora 25 años, la Guardia Civil irrumpía en una de las casas de la carretera de Fadricas para realizar un registro autorizado por el Juzgado de Primera Instancia de San Fernando. «Inspeccionaron la vivienda pero no encontraron nada porque mi colección estaba en un almacén cercano. Al anochecer, quisieron hacer un segundo registro en la nave pero yo no estaba y un familiar fue quien negó la autorización a los agentes para entrar. Entonces, amenazaron con echar abajo la puerta y terminaron por llevarse 913 piezas de mi propiedad por encima de la valla. Fue todo anticonstitucional e irregular», considera Fofi.

Aquel 24 de septiembre arrancaba la contienda legal que le ha conducido por infinidad de despachos, abogados y juzgados en un enrevesado proceso que el buzo isleño se niega a dar por concluido porque se muestra convencido de que existe todo un entramado político y judicial que maniobra para que no se escuche su voz. Bosh Lería suma 70 años y, pese a su salud quebrantada (tiene reconocida una invalidez del 45 por ciento) sigue batallando.