La delegada de Zona Franca durante el desayuno que ha mantenido en la sede de la CEC
La delegada de Zona Franca durante el desayuno que ha mantenido en la sede de la CEC - LA VOZ
INDUSTRIA

Zona Franca descarta el traslado de su oficina central a Altadis

El proyecto de mudanza era parte del legado del anterior equipo del PP, pero los nuevos gestores consideran que no es un gasto prioritario

CÁDIZActualizado:

La sede de la dirección de la Zona Francia, situada en la entrada del recinto interior de Cádiz, no se trasladará finalmente al complejo de oficinas que dejó Altadis, junto a las instalaciones deportivas de Elcano. La nueva delegada, Victoria Rodríguez Machuca, ha confirmado este viernes que no es una prioridad y, además, de llevarse a cabo, necesitaría de un largo proceso administrativo para cambiar los usos de la sede actual y poder facilitar su alquiler a empresas. Este proyecto fue uno de los legados que dejó sobre la emsa el anterior responsable de la Zona Franca, el popular Alfonso Pozuelo, antes de dar el relevo a la socialista Rodríguez Machuca.

La compra en junio de 2015 del suelo de Altadis por parte de la Zona Franca de Cádiz por 37,5 millones de euros ha permitido en los tres últimos años ampliar el recinto fiscal aduanero en 120.000 metros cuadrados y, lo más importante, generar suelo industrial activo en la capital. El viejo complejo de tabacalera ya tiene varios inquilinos, por un lado, la empresa de camisetas serigrafiadas Friking, el centro logístico de Alestis (LTK Industrial & Aeronautic Logistic Services), la compañía Torrot, que habilita una de sus naves para la fabricación de motocicletas eléctricas, y el proyecto presentado el pasado año por la empresa española Grabat Energy, del Grupo Graphenano Composites, que persigue su implantación en ese suelo para abrir una fábrica de baterías. Además, la sociedad Gestión Hospitalaria, formada por el grupo médico López Cano y Pedro Caro, de Oculsur, planteó hace dos años la apertura de una clínica en el edificio de oficinas de la antigua Altadis. Sin embargo, esta iniciativa no cuajó.

La nueva delegada, Victoria Rodríguez Machuca, expone a los empresarios de Cádiz el plan estratégico del recinto aduanero

El exdelegado de Zona Franca, Alfonso Pozuelo, fue quien dejó el proyecto de mudanza de la sede actual a la antigua Altadis. Según Pozuelo, el inmueble de la tabacalera es lo suficientemente grande como para concentrar todas las dependencias de la Zona Franca, incluso algunas de la Administración central como la Demarcación de Carreteras del Estado. Esta operación permitiría dejar libre el actual edificio de los servicios centrales, situado a la entrada del recinto fiscal, detrás del edificio Glorieta, para destinarlo a alquiler. Su sucesora, Rodríguez Machuca, ha descartado finalmente este movimiento y lo ha explicado tras el desayuno que ha mantenido con los empresarios de Cádiz en la sede de la patronal.

Durante el encuentro, Rodríguez Machuca ha desvelado al arco empresarial de la provincia el plan estratégico que pesa sobre la Zona Franca para los próximos años y ha destacado que se basa en cinco mediidas clave para el desarrollo del suelo industrial. Por un lado, insiste en escuchar las necesidades del sector empresarial, informar de las ventajas, colaborar con todas las administraciones y potenciar el suelo en 16 municipios donde tiene representación la Zona Franca. Otra de las clave del éxito a la que aspira la Zona Franca es impulsar el comercio exterior.

Entre los objetivos marcados se incluye la potenciación del comercio exterior

El futuro de la lonja de frutas

En cuanto a la rehabilitación y nuevo uso de la antigua lonja de frutas, de propiedad municipal, la delegada ha destacado que el Ayuntamiento de Cádiz ha presentado tres proyectos, pero el más atractivo, en su opinión, es el que consiste en la creación de un centro de oportunidades tecnológicas. En este sentido, Rodríguez Machuca, dice que hay que seguir trabajando con el Ayuntamiento para que sea una realidad.

Por último y en relación a la implantación en el suelo de Altadis de una factoría dedicada a la fabricación de baterías de grafeno, otro de los proyectos que dejó sobre la mesa el anterior delegado, insistió en que no es partidaria de comentar nada sobre inversiones que aún no están cerradas.

Por lo que respecta a la apertura de la factoría de Torrot en el suelo de Altadis, Rodríguez Machuca, ha confirmado que Zona Franca ha culminado la obra de urbanización del entorno y ahora es Torrot la que tiene que seguir con el equipamiento industrial de la planta.