Vista aérea de la Zona Franca de Cádiz.
Vista aérea de la Zona Franca de Cádiz. - LV
ZONA FRANCA DE CÁDIZ

La Zona Franca de Cádiz cumple 90 años con salud

El Palacio de Congresos acoge mañana lunes los actos centrales que reunirán a los delegados de las siete zonas francas y al talento empresarial y cultural

CádizActualizado:

Cádiz se viste de largo. La Zona Franca de Cádiz celebra este lunes los actos centrales de la celebración del 90 aniversario de su creación, casi un siglo de historia estrechamente vinculada a la historia de la capital gaditana. De hecho es, junto a la de Barcelona, la más antigua del país. Fue creada a raíz de un real decreto en 1929 con el objetivo de fomentar el desarrollo socioeconómico de su área de influencia. Desde entonces hasta hoy, Zona Franca se ha constituido en la gran puerta comercial de Cádiz al mundo.

Su trayectoria está jalonada de hechos históricos como la entrada de España en la UE en 1986, que hizo que las zonas francas diversificaran su actividad y comenzaran a modificar sus estatutos para poder realizar actuaciones fuera del recinto fiscal y fuera de su actividad tradicional relacionada con el comercio exterior.

Previamente, entre 1956 y 1958 nace la primera industria privada de la Zona Franca de Cádiz, dedicada al almacenamiento de cereales y entra en servicio la central térmica del recinto fiscal. En los años 90, el proceso de modernización de Zona Franca arrancó de manera notable (y visible) con la creación de las primeras oficinas de los polígonos de Levante y Poniente. A finales de esa década se modifican los estatutos de Zona Franca y se amplía su área de influencia. A partir de este momento, arranca la apertura al resto de la provincia gaditana.

Expansión a los municipios

En estas nueve décadas el Consorcio Zona Franca se ha expandido al resto de la provincia de Cádiz con proyectos y equipamientos en Chiclana, Barbate, Puerto Real, El Puerto de Santa María, San José del Valle, Tarifa, Jerez, Vejer, Arcos, Ubrique, Benaocaz, Los Barrios y Algeciras.

Pese a esa expansión, es en la capital gaditana donde se encuentra el punto neurálgico y embrión de la Zona Franca con su recinto fiscal, dentro del cual, además, el Consorcio en dispone de tres empresas participadas. Precisamente Cádiz es una de las pocas ciudades españolas que cuenta con un recinto fiscal donde las empresas pueden instalarse y beneficiarse de los incentivos fiscales y ventajas aduaneras.

Transformación del recinto exterior

El 22 de marzo de 2016 el Ministerio de Hacienda y Administración Pública aprueba la ampliación del recinto fiscal de Zona Franca de Cádiz, que pasa de una superfície de 330.000 metros cuadrados a 486.881. En el plano corto, en los últimos años la Zona Franca ha dado un impulso a la reactivación de la transformación del polígono exterior del recinto fiscal de la capital gaditana con el inicio de la primera fase de Ibérica Aga, un espacio destinado a emprendedores.

En una visión más amplia, la relevancia de la actividad de la Zona Franca en su entorno se refleja en el fomento del tejido económico y creación de puestos de trabajo. Sus datos de empleo actual son de 122 trabajadores. Además en su recinto fiscal, según datos de 2018, trabajan 250 empresas que representan 2.500 empleos directos y 3.000 indirectos. Las empresas instaladas pertenecen, principalmente, al sector agroalimentario, pesquero, aeronáutico, logístico y del sector servicios, que en su conjunto mueven un volumen de mercancías de 1.000 toneladas al año. Los principales productos son pescados y productos derivados del mar, trigo, café y piezas aeronáuticas. En esencia, la gran puerta comercial de Cádiz.