IGUALDAD

Visibilizar el talento de las mujeres favorece la igualdad

Un ranking de mujeres destacadas es una manera de poner en valor el potencial femenino y combatir la desigualdad

CádizActualizado:

Las informaciones y las opiniones son algunas de las múltiples formas que existen para dar voz a las mujeres y visibilidad a las desigualdades de las que son objeto. Un ranking de mujeres influyentes es una fórmula más para plantar cara a esa desigualdad que tiene su origen en construcciones culturales del pasado pero mantenidas en el presente, y que diferencian y configuran los roles de mujeres y hombres en la sociedad.

El ranking Las Top 100, del think tank MujeresyCia que elige cada año a las cien mujeres más influyentes de España y en el que este año hay una candidata gaditana, Lola Rueda, pone en valor el talento de las mujeres en diferentes ámbitos del mundo profesional y laboral. El plano laboral es, precisamente, uno de los caldos de cultivos donde germinan diversas formas de desigualdad de género, muy frecuentes, y con estadísticas oficiales propias. Algunas de ellas son las siguientes:

1. Brecha de género en las tasas de empleo. Es la diferencia en puntos porcentuales entre las tasas de empleo de los hombres y de las mujeres. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en España entre 2012 y 2017 la tasa de empleo de los hombres aumentó en 4 puntos y la de las mujeres en 2,6. En 2012 la brecha de género en las tasas de empleo alcanzaba un valor de 10,1 puntos y en 2017 escaló hasta los 11,5 puntos. Obviamente, en este aumento de la brecha de género influyó de manera notable la mayor tasa de empleo de los hombres en relación a la de las mujeres .

En 2017 la brecha de género en la tasa de empleo entre hombres y mujeres era de 11,5 puntos

2. Cuidado de hijos. Según las estadísticas oficiales, en España en 2017 la tasa de empleo de los hombres de 25 a 49 años sin hijos menores de 12 años era de 83,0%; en el caso de tener hijos de esa edad la tasa de empleo era más alta (88%). Es paradigmático que el valor más alto en hombres se obtiene en padres con uno o dos hijos menores de 12 años (88,4%). En el caso de las mujeres, a medida que se incrementa el número de hijos menores de 12 años, disminuye la tasa de empleo. Para las mujeres de 25 a 49 años sin hijos de esa edad la tasa de empleo en el año 2017 era de 72,4% y se reduce a 66,6% cuando tienen hijos menores de 12 años. Según la EPA 14.100 hombres y 263.900 mujeres trabajaron a tiempo parcial en 2017 por cuidar a personas dependientes (niños, adultos), es decir el 94,9% eran mujeres.

En 2017 el 95% de los trabajadores a tiempo parcial por cuidado de hijos o persona mayor fueron mujeres

3- Trabajo no remunerado. Según la información que proporciona la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo 2015 los hombres dedican habitualmente el mismo número de horas al trabajo no remunerado (14 horas a la semana) independientemente de que trabajen a tiempo parcial o a jornada completa. Las mujeres incrementan el tiempo dedicado a trabajo no remunerado (30 horas a la semana) cuando tienen jornada a tiempo parcial. El porcentaje más alto (33,9%) de mujeres trabajadoras que dedican tiempo al cuidado de hijos o nietos les dedican cuatro horas diarias frente a las dos horas que dedican los hombres. El porcentaje más alto de mujeres trabajadoras (43,3%) que realizan tareas domésticas y de cocina dedican dos horas diarias a estas tareas mientras que el porcentaje más alto de hombres trabajadores (42,5%) dedican una hora diaria a estas mismas tareas, la mitad que las mujeres.

Las mujeres trabajadoras destinan al menos el doble de horas que los hombres a tareas domésticas

4.- Mujeres en consejos de administración y altos cargos en empresas. En 2016 el porcentaje de mujeres en en Consejos de Administración de las empresas del Ibex 35 era del 19,1% frente al 80,9% que eran hombres.