SUCESOS

Vídeo: Espectacular persecución de un helicóptero a una narcolancha en el Guadalquivir

La embarcación de gran potencia cargada de petacas de gasolina, con la que se abastecen a las semirrígidas, intenta darse a la fuga a toda velocidad

Actualizado:

Nueva persecución de película por aguas de la desembocadura del Guadalquivir, una de las mayores 'autopistas' del hachís que usan los narcos desde Marruecos hacia la península. En esta ocasión los protagonistas son un helicóptero de la Guardia Civil y una narcolancha de tres motores.

La escena tuvo lugar el pasado viernes por la mañana cuando el helicóptero recibió el aviso de un barco sospechoso. Lo detectaron e iniciaron la persecución río abajo. Desde Sevilla hacia Sanlúcar. A bordo de la narcolancha iban dos individuos, piloto y copiloto, encapuchados para evitar ser identificados, y por supuesto, a toda velocidad, planeando las aguas y poniendo en peligro su vida y la de los agentes.

"Es capaz de meterse por aquí en medio", advierte uno de los testigos que grabaron estas imágenes. Efectivamente. La 'goma' rebasa la zona, de tránsito marítimo, de forma completamente temeraria. Tras ellos, el helicóptero le sigue de cerca dándole el alto. Sin embargo, aumentan la velocidad, van saltando las olas, planeándolas, y no cejan en su empeño de continuar mar adentro, hacia Marruecos. Según ha podido saber este periódico la lancha iba cargada de petacas de gasolina, presumiblemente, para abastecer a otras embarcaciones dedicadas al tráfico de hachís.

Segunda en un día

No era la única persecución in extremis que se realizaba ese viernes pasado. De madrugada los agentes de Servicio Marítimo habían ido tras una lancha por la misma desembocadura del río deteniendo a sus cinco ocupantes.

Como ya contamos, la semirrígida sí iba cargada de hachís, 37 fardos. Durante dicha persecución, de más de una hora por el cauce del río, los narcos intentaron en varias ocasiones embestir a la patrullera de la Guardia Civil. Llegaron a alcanzar los 50 nudos, por lo que solo la pericia de los agentes evitó un accidente. Finalmente, fueron los narcos los que terminaron por irse al agua. Una situación que también pudo ser dramática ya que los tres motores de esta potentísima embarcación sin control les pudo pasar por encima. La lancha de la Benemérita logró rescatarlos a tiempo.