Las banderas del Ayuntamiento de Medina, a media asta en señal de luto.
Las banderas del Ayuntamiento de Medina, a media asta en señal de luto.
SUCESOS

Tragedia en Medina: la brutal puñalada en el pecho que mató a Joaquín

El Perniles, el acusado de apuñalar a este joven de Sanlúcar a las puertas de una discoteca en el municipio asidonense, estaba de permiso penitenciario

Actualizado:

En torno a las dos de la madrugada la juerga pasó a tragedia en cuestión de minutos en el polígono industrial Prado de la Feria de Medina Sidonia. Allí a las puertas de la discoteca Iris perdía la vida Joaquín Guisado Pérez, un joven de Sanlúcar. 25 años. Esa noche había decidido vivir la fiesta en la localidad asidonense en compañía de otros dos amigos y ya no volvió a casa.

Hasta allí se desplazaron y allí mismo recibió «una brutal» puñalada en el pecho que le cortó el esternón y le mató a las pocas horas. El lamentable suceso tuvo lugar a raíz al parecer de una pelea que se produjo entre varios jóvenes, entre los que se encontraba el fenecido, además de Abraham Q., 22 años, también herido de gravedad. El supuesto autor de estas puñaladas fue José Antonio G. S., conocido como 'El Perniles', un joven natural de Barbate pero que lleva años residiendo en Medina y con varios antecedentes por peleas y lesiones. De hecho estos días de Navidad, se encontraba de permiso penitenciario de fin de semana.

Según fuentes consultadas, la agresión la realizó con un cuchillo de grandes dimensiones. Un enorme machete de montaña de 45 centímetros de hoja que pudo partirle el esternón al joven fallecido cuando se lo clavó presuntamente en el pecho, y arrancarle casi los brazos a la otra víctima cuando intentaba esquivar el ataque. Joaquín fue trasladado por sus amigos al centro sanitario de la localidad y posteriormente al Hospital de Puerto Real pero no pudo superar las gravísimas lesiones que le habían provocado y moría en urgencias. Abraham continúa ingresado con los dos brazos destrozados.

A la fuga armado

El Perniles se dio primero a la fuga. Guardia Civil, con la colaboración de Policía Local, activó un dispositivo de búsqueda de inmediato. Se buscaba un Volkswagen color rojo y se advertía que podía ir armado. Pero finalmente, tras algunas gestiones realizadas con la familia del sospechoso, el acusado se entregaba en el cuartel de Conil acompañado de su padre y quedaba detenido.

Mientras, agentes de Criminalística de Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz tomaban este domingo por la tarde muestras en el lugar del suceso que ayuden a determinar la manera exacta en la que se produjeron los hechos y sus causas.

El detenido ha pasado la noche en los calabozos de Conil donde fue trasladado y este lunes ha pasado a disposición judicial al juzgado número 2 de Chiclana que instruye la causa y previsiblemente será enviado a prisión.

La investigación, que comandan agentes de Delitos contra las personas de la Guardia Civil de Cádiz y de la Policía Judicial de Barbate, continúa.