Susana Díaz ha profundizado en el discurso diferente de Podemos en Madrid y en Cádiz. - EFE
CRISIS EN ASTILLEROS

Díaz critica el «silencio» de Kichi mientras Iglesias pide la suspensión de la venta de las corbetas

La presidenta de la Junta de Andalucía asegura que la ONU no veta la operación de los cinco barcos para Arabia Saudí

CádizActualizado:

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha recordado este martes que la Organización de Naciones Unidas (ONU) «no ha determinado que no se puedan vender portaaviones, corbetas o armas a Arabia Saudí y el Gobierno de España está defendiendo lo mismo» y ha criticado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se dé «golpes de pecho» pidiendo suspender el contrato para la construcción de cinco cobertas en los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz mientras el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', «guarda silencio».

En una entrevista en Onda Cero Radio, Díaz ha asegurado que es «compatible defender los derechos humanos y la dignidad de los trabajadores de la Bahía de Cádiz» y ha recordado que el acuerdo con Arabia Saudí para la construcción de las corbetas es «un contrato ya firmado que afecta a más de 6.000 familias de la Bahía de Cádiz, una de las zonas más deprimidas y con mayor tasa de paro de Andalucía y España».

En su opinión, «cuando algunos se han dado golpes de pecho como Iglesias pero el alcalde de Cádiz mantiene silencio eso es de cara a la galería y los políticos tenemos que saber que nuestra palabra nunca es gratis, que cuando hacemos afirmaciones tenemos que hacerlo con responsabilidad y saber cuáles son las consecuencias».

En cualquier caso, la presidenta andaluza ha querido dejar claro que ello no significa en absoluto que no se deba «conocer la verdad» sobre la muerte del periodista Khashoggi en la embajada de Arabia Saudí en Estambul, aunque si ha «llamado la atención» sobre el hecho de que «en las mismas últimas horas han pasado otros acontecimientos en el mundo ligados a la libertad de expresión y los derechos humanos y no han tenido el mismo eco».

Sobre la decisión de Alemania de pedir a toda la Unión Europea que suspenda la venta de armas a Arabia Saudí, Díaz se ha preguntado si la actitud de Ángela Merkel está «vinculada al acuerdo de gobierno que firmó con su socio donde decía que iban a ir reduciendo paulatinamente los acuerdos con Arabia Saudí» y ha puesto de manifiesto que, «en cambio, hay otros países que tienen también dificultades en la libertad de expresión y los derechos humanos como Egipto a los que Alemania vende prácticamente 20 veces más».

A la espera de Francia y Reino Unido

Tras recordar que cuando en 2015 el expresidente francés Francois Hollande «anunció la suspensión de la entrega de portahelicópteros a Rusia a raíz de la invasión de Crimea todo el mundo aplaudió y nadie dijo que esos portahelicópteros iban a Egipto», la presidenta de la Junta ha «echado en falta que la misma medida» que se plantea con Arabia Saudí «se utilice en todos los países y en todas las relaciones internacionales». Además ha señalado que «ni Francia ni Reino Unido han dicho todavía qué van a hacer con los contratos que están en vigor y si esto afecta a la venta de armas que tienen en este momento concertadas».

En cualquier caso, Díaz ha explicado que su «unidad de medida» en esta materia es «Naciones Unidas y la declaración de los derechos humanos y en estos momentos la ONU no ha determinado que no se puedan vender portaaviones, cobertas o armas a Arabia Saudí. Mi medida es siempre la ONU y en este caso el Gobierno de España está defendiendo lo mismo que defiende la ONU y eso también tiene una exigencia de conocer la verdad sobre lo que ha pasado ahí», ha recalcado la presidenta andaluza antes de reclamar que «todos los casos en el mundo, tengan la raza, la etnia o el color de piel que tengan, deben tener la misma respuesta internacional porque también percibo que muchas veces la expectación y el rechazo internacional no es siempre el mismo».