El eclipse de luna al 100%.
El eclipse de luna al 100%. - Foto: Moisés Sanz
SUPERLUNA DE SANGRE

Así se vio la superluna de sangre con eclipse desde Cádiz

La madrugada del domingo al lunes la luna quedó completamente envuelta en un manto rojizo, fenómeno que se conoce como «luna de sangre»

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde la barriada del Río San Pedro, al final del paseo, con vistas al puente de la Constitución de 1812, allí disfrutaron un grupo de miembros de la asociación astronómica 'Observando La Noche' del eclipse total de Luna que se produjo en la madrugada del domingo al lunes.

Este eclipse coincidió con el momento de máximo acercamiento del satélite a la Tierra, por lo que la Luna se vio más grande de lo normal, fue una «superluna». Además, quedó envuelta en un manto rojizo o anaranjado porque la atmósfera terrestre filtra todos los componentes de la luz blanca solar y la luz roja es la única que le llega. De ahí que este tipo de eclipses se conozcan como «luna de sangre» e incluso «superluna de sangre de lobo».

La superluna durante un momento del eclipse.
La superluna durante un momento del eclipse. - M. S.

No se repetirá hasta 2022

Un fenómeno que no volverá a verse en España hasta el año 2022. Por ello, explican desde la asociación «pusimos todo nuestro equipo fotográfico y un telescopia desde las 04.30 horas, para comenzar a inmortalizar el momento, hasta aproximadamente las 08.00 horas». Consiguieron tomar fotografías impresionantes y es que, como señala Moisés Sanz, presidente de esta asociación astronómica y fotográfica de Rota, «fue una noche mágica en la que acompañaba el cielo limpio y estrellado, aunque el frío si estaba presente».

Montaje del eclipse. - M.S.

Respecto al fenómeno, afirma Moisés, «la atmósfera terrestre tiene una influencia vital en los eclipses. Si la atmósfera no existiese, en cada eclipse total de Luna ésta desaparecería completamente (cosa que sabemos que no ocurre). La Luna totalmente eclipsada adquiere un color rojizo característico debido a la luz refractada por la atmósfera de la Tierra». El eclipse es un fenómeno astronómico «que sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece a la Luna». «Para que suceda un eclipse», explica Moisés, «los tres cuerpos celestes, la Tierra, el Sol y la Luna, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la Tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite. Por eso los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase de luna llena».

Su grupo de observación astronómica tiene previsto salir a realizar una nueva jornada de astronomía y astrofotografía el próximo mes, para retratar la Luna Nueva.